Publicidad

Estos son diez centímetros de dilatación: así se adapta el cuello uterino para que el bebé pueda nacer

Estos son diez centímetros de dilatación: así se adapta el cuello uterino para que el bebé pueda nacer
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

La tabla de dilatación es una herramienta que utilizan algunas matronas para practicar la medición de la dilatación del cuello uterino con los dedos.

Pero también es una ayuda visual para que las mujeres embarazadas vean hasta qué punto se adapta su cuerpo al dar a luz. La cantante norteamericana Steffanie Christi'an compartió en su cuenta de Facebook una imagen de una de ellas, donde asoma la cabeza de un bebé por el agujero más grande, el de 10 centímetros, la máxima dilatación del cuello uterino. La foto se ha hecho viral porque refleja gráficamente hasta qué punto se dilata el útero femenino para dar paso al bebé.

"Por eso nos merecemos todas las cosas"

La foto original es de SCV Birth Center, un centro de ayuda al parto de Santa Clarita, California. Muestra la tabla de medición, que se vende online, con círculos de madera con agujeros cada vez más grandes alrededor del perímetro.

Cada orificio está marcado con un número que identifica su diámetro en centímetros, una representación del aumento gradual de la dilatación del cuello uterino de la mujer durante el trabajo de parto.

El agujero más grande, de diez centímetros, se muestra con la cabeza de un bebé a través de él. El texto que acompaña a la foto dice "Así es como se ven los 10 centímetros, perfecto para esa cabecita".

Steffanie Christi'an compartió la foto con su propio pie de foto, más atrevido: "Así es como se ven los 10 cm de dilatación. Por eso nos merecemos todas las cosas".

El post ha sido compartido más de 185.000 veces y ha recibido cientos de comentarios de asombro y reconocimiento por la labor de las mujeres al dar a luz.

La dilatación, paso a paso

Parto

Es la primera fase del parto y también la más larga. El primer momento, el de la dilatación pasiva, es cuando se inicia la apertura del cuello uterino hasta borrarse, dilatarse y ablandarse tres centímetros.

Puede durar días o semanas sin que se produzcan contracciones molestas, por lo que la mujer no percibe que ocurre hasta que no la reconoce su ginecólogo.

Las contracciones son habituales a partir de la semana 35 de gestación, pero no llegan a ser regulares. Solo es una señal de que el parto se acerca, peor no es inminente.

Será en la fase dos del parto, cuando el cuello del útero pasará de 3 a 10 centímetros de dilatación para abrir el canal del parto y permitir la salida del bebé.

En esta fase, conocida como dilatación activa, las contracciones ya son rítmicas, fuertes y más seguidas. Pero la intensidad y ritmo variarán según la mujer, por lo que la duración de la dilatación total también será diferente.

Se puede dilatar un centímetro por hora, pero también se puede avanzar más rápido, sobre todo si ya se han tenido más hijos.

El dolor que acompaña a esta fase es debido a que los esfuerzos del útero son muy concentrados y cuando el útero se contrae fuertemente tiende a expulsar toda la sangre que hay en sus fibras musculares, que son exprimidas. La ausencia de sangre produce falta de oxígeno en el músculo y eso es lo que determina el dolor.

Cuando la contracción termina el músculo se expande, se relaja y vuelve a recibir el riego sanguíneo, oxigenándose de nuevo, siendo cuando cesa momentáneamente el dolor.

Es también en esta etapa de borramiento, cuando se suele romper la bolsa amniótica. Se dilatará hasta llegar aproximadamente a los 10 centímetros, que será cuando el bebé ya podrá asomar la cabecita y salir en la fase siguiente, el expulsivo.

Fotos | iStock y Facebook SVC Birth Center

En Bebés y Más | Orgasmo en el parto: sí, es posible y te contamos por qué y cómo se produce, Conoce las nuevas recomendaciones de la OMS para una experiencia de parto positiva

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir