Compartir
Publicidad

Leontxo García presenta en el Colegio Montpellier de Madrid cómo el ajedrez enseña a pensar a los niños

Leontxo García presenta en el Colegio Montpellier de Madrid cómo el ajedrez enseña a pensar a los niños
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

He asistido a la presentación de Leontxo García en el Colegio Montpellier de Madrid sobre cómo el ajedrez enseña a pensar y he estado muy atento a las explicaciones de cómo ese aprendizaje se aplica especialmente a los niños.

En la presentación Leontxo habló de cómo los rusos a principios del siglo XX analizaron cuáles eran los valores que aportaba el ajedrez al aprendizaje y encontraron más de 25 variables que influían en la formación de los niños. Me quedé con alguna de ellas, por ejemplo, la autocrítica, la capacidad de aprender de los errores cometidos, esto es especialmente claro porque de cada partida de ajedrez se aprende y además son los jugadores los que se cuentan, después de la partida, qué ha pasado. Aunque hay muchas más aplicaciones, por ejemplo, la previsión de consecuencias, la capacidad para relacionar, la visión espacial y una carencia que se pone de manifiesto en los informes de PISA, la resolución de problemas.

Me gustó mucho la presentación, el dominio y las experiencias que comunicó Leontxo, que lleva más de 30 años conociendo el ajedrez en España y especialmente divulgándolo. Además me encantó que el Colegio Montpellier haya empezado a trabajar con el ajedrez para dar jaque mate al fracaso escolar. Y lo ha hecho desde la edad más temprana aprovechando las experiencias de éxito de la Maestra Internacional Adriana Salazar, de Colombia, que trabaja con éxito en la iniciativa de Ajedrez en el aula. Nos explicaron que Adriana enseña a niños de entre 2 y 5 años utilizando el ajedrez de forma transversal. Además también enseña a sus alumnos violín y taekwondo.

Leontxo explicó que Adriana enseña a los niños movimientos del cuerpo sobre un tablero de ajedrez gigante. En ese tablero los peques entienden a manejar conceptos muy complejos como las filas, las columnas y las diagonales. Además les enseña a imaginar jugadas desarrollando en los niños la visión espacial y la relación causa efecto.

Estos métodos que utilizan el ajedrez como soporte transversal para enseñar a resolver problemas complejos tienen que ir acompañados de profesores con formación técnica y acreditada para poder aprovechar el potencial que tiene el ajedrez. Así en España están habiendo iniciativas, como la que comentamos de Luis Blasco y su Jaque mate al TDAH, que busca formar a monitores en la utilización del ajedrez como hilo conductor de la terapia.

También Leontxo nos habló de muchas más aplicaciones del ajedrez en la infancia, por ejemplo, es posible que los grandes ajedrecistas empiecen a documentar su método de resolución de problemas de forma generalizada lo que serviría para facilitar que todos pudiéramos revisar nuestros procedimientos e intentar acercarnos a lo complejo de una forma más efectiva.

Leontxo hizo una labor de divulgación impresionante explicando muchas ventajas del uso del ajedrez en la educación, como el desarrollo de la capacidad lógico matemática, la espacial, la intrapersonal (el conocimiento del jugador ayuda a identificar ventajas y carencias propias), la interpersonal (siempre hay que jugar con alguien y tratarlo con respeto). Además los últimos estudios, del año 2012, liderados por Ramón Aciego, Lorena García y Moisés Betancort en el que se documentan los beneficios del ajedrez para enriquecer las capacidades intelectuales y socioemocionales de los niños (The Benefits of Chess for the Intellectual and Social-Emotional Enrichment in Schoolchildren (pdf)).

Por último Leontxo explicó la iniciativa del Parlamento europeo de marzo 2012 en la que se promueve la asignatura de ajedrez en las escuelas por lo que contribuye a «mejorar la cohesión social y la integración, así como a luchar contra la discriminación y puede contribuir a la reducción de las tasas de delincuencia o de todo tipo de adicciones. En 80 colegios en España se ha implantado como asignatura obligatoria y en 1.000 colegios aparece como asignatura optativa.

Otro punto que nos comentó Leontxo hacía referencia al impacto que el ajedrez está teniendo en el alzheimer porque, al parecer, retrasa su aparición. Así que una de las reflexiones finales de la jornada fue que los abuelos pueden practicar con los nietos a jugar al ajedrez y así se podría cubrir un doble objetivo: retrasar el alzheimer y anticipar las capacidades de los niños.

Voy a seguir aprendiendo más sobre el ajedrez y espero pronto disponer de más artículos y referencias sobre él poniendo el foco en el impacto que tiene en la educación. Me ha gustado mucho la iniciativa del Colegio Montpellier para dar jaque mate la fracaso escolar, así que hay que saber mucho más de ella.

Más información | Leontxo García Más información | Colegio Montpellier En Peques y Más | Moisés Laguardia jugador y monitor de Ajedrez: "el ajedrez enseña a los niños a reflexionar y a pensar", Jaque mate al TDAH Imagen | Marcos López

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos