Compartir
Publicidad
Publicidad

Consejos para compatibilizar la lectura en papel con otros formatos

Consejos para compatibilizar la lectura en papel con otros formatos
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Todos los padres y madres sabemos que incentivar la lectura en nuestros hijos siempre da sus frutos, y que (entre otras ventajas) ayuda a los niños en su rendimiento académico.

Ahora bien, ¿en qué formato leer?, porque estamos en la era de la tecnología y los dispositivos electrónicos, y en muchos hogares los papás tendréis un e reader al que descargar vuestras lecturas favoritas, o una tableta en la que mostrar algunas historias divertidas para vuestros niños.

No hace mucho supimos gracias al Barómetro de hábitos de Lectura, que el número de lectores de eBooks entre niños de 10 a 13 años alcanza el 13,1 por ciento, entre ellos 80 de cada 100 leen libros en su tiempo libre. En Estados Unidos, y según la editorial infantil / juvenil Scholastic, un 46 % de niños entre seis y 17 años han leído al menos un eBook durante 2012 (se ha duplicado la cifra respecto al 2010).

La mitad de los niños a los que se ha preguntado, asegura que leería más si tuviera acceso a libros electrónicos

Puede que el libro electrónico resulte llamativo para niños grandes, pero en el caso de peques con seis, siete, ocho años, creo que algunos de los atractivos de las ediciones impresas para primeros lectores no se pueden conseguir (aún) en el e reader, y es aquí donde entran en juego las tabletas. Por lo tanto interpreto que lo que los niños necesitan en realidad, es bien la guía / compañía de los padres (que no debería ser sustituida por la tecnología), bien un mecanismo que les de cierta autonomía.

Leyendo tablet

En este punto, considero que la presencia de los papás es necesaria, no vaya a ser que por darle el lector digital o la tablet, ya pensemos que todo está hecho, por eso hemos elaborado estas recomendaciones.

¿Cómo leer con las nuevas tecnologías?

  • Para incentivar la lectura, también debe haber momentos de ‘leer juntos’ o de ‘leerles’, igual que con los libros de papel.

  • También, estableciendo una similitud con los volúmenes que ocupan la estantería o cogemos de la Biblioteca, podemos aprovechar la oportunidad de disfrutar unos minutos en familia para dialogar sobre las historias.

Podemos valorar lo que les ocurre a los personajes, imaginar nuevos finales, hablar sobre las imágenes, etc.
  • Si cuando compramos un libro nos esforzamos por encontrar el que más le gustará a nuestro hijo, a la hora de escoger un e book o aplicación, también debemos mirar sus características, contenidos, y decidir si será apto para nuestros hijos.

  • Debemos incentivar el consumo de nuevas tecnologías pero aplicando racionalidad, para que los peques entiendan que mediante ellas pueden adquirir conocimientos/destrezas, divertirse, etc. Acostumbrándose desde el primer momento al establecimiento de límites.

  • Su uso debe alternarse con el consumo de libros y revistas de papel.

Los dispositivos electrónicos están presentes en el entorno de los niños

Los lectores de libros electrónicos se usan sobre todo en casa, aunque un 25% ya los emplea en el colegio (en Estados Unidos). Normalmente se usan los dispositivos de los padres.

Creo que es importante la introducción de las tecnologías en las escuelas, perdiéndoles el miedo, solo de esta forma se puede enseñar un uso adecuado de las mismas en este contexto.

Pero los estudios de mercado se mueven por intereses concretos. Y por eso siempre es importante que los adultos tengamos los criterios claros, conozcamos nuestras posibilidades y las necesidades de nuestros hijos, para así después encontrar el equilibrio necesario entre lectura en papel y digital.

¿Cómo os gusta leer?

Es decir, encontraremos estudios que nos dirán que los padres prefieren leer a los niños pequeños las historias en la tablet porque los peques se divierten más. Y otros que asegurarán que según la hora del día, leer en papel relaja y nos ayuda a concentrarnos.

No es que unos tengan más razón que otros, porque la respuesta sólo la tenemos nosotros

El estudio de Scholastic mencionado anteriormente, afirma que los niños prefieren el papel para compartir, descansar de la tecnología y eliminar la preocupación por el estado de la batería. En cambio, cuando prefieren que nadie sepa lo que leen (en el e reader no hay portada) o cuando viajan, escogen versiones digitales.

Encuentro que leer en formato electrónico es divertido y puede desarrollar habilidades en niños pequeños en diferentes contextos. Aunque para nuestros momentos de lectura familiar nocturnos, preferimos los libros de papel, ya que el tacto y el sonido de las páginas al pasar nos otorga tranquilidad y la ausencia de animaciones nos ayuda a concentrarnos.

Para mis hijos ha sido muy beneficioso fomentar la lectura en papel hasta que han consolidado un hábito. Para saber escoger se deben conocer bien las opciones y los beneficios que nos otorgan: leer en papel tranquiliza a mi hijo mayor y hace volar la imaginación de la pequeña. Por el momento, utilizan la tecnología para buscar información, encontrar temas de interés, relacionarse y divertirse.

Imágenes | CERDEC, IntelFreePress En Peques y Más | Durante el año que acaba, estas fueron nuestras mejores lecturas para niños, ¿Cómo se puede fomentar la lectura infantil a través de una red social en Internet?, la respuesta es Boolino

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos