Compartir
Publicidad

Tener a las abuelas cerca es bueno para la salud de nuestros hijos

Tener a las abuelas cerca es bueno para la salud de nuestros hijos
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Sabías que las mujeres somos de los pocos seres vivos (junto con las orcas) que vivimos más allá de la edad reproductiva?

Dado que los propósitos del juego evolutivo son la supervivencia y la reproducción, los científicos se plantearon estudiar el porqué de nuestra larga existencia y si las abuelas pueden tener la clave de la evolución humana.

Así en los años sesenta, crearon la 'hipótesis de la abuela' que se basa en la idea de que la ayuda de las abuelas permite a las madres tener más hijos. Ahora, un nuevo estudio, realizado por la Universidad de Turku, Finlandia, muestra que la relación de la abuela con sus nietos mejora la salud de los niños.

Desde la 'hipótesis de la abuela'

La menopausia y la vida posreproductiva prolongada separan a los humanos de otros primates, pero el porqué de esta evolución sigue siendo un rompecabezas para los científicos.

El estudio 'Límites de los beneficios para el acondicionamiento físico de la vida posreproductiva prolongada en las mujeres', publicado hace solo unos días en la revista Current Biology, analizó los registros históricos de las iglesias finlandesas para entender el papel de la mujer 'madura'.

Los investigadores de Human Life History Science (Ciencia de la historia de la vida humana) de la Universidad de Turku explican que:

"A partir de estos registros, investigamos la "hipótesis de la abuela" que propone que la larga vida posreproductiva de las mujeres humanas ha evolucionado porque las abuelas pueden ayudar a sus nietos. Una pregunta clave para entender por qué vivimos tanto tiempo. Además, nunca se había estudiado antes hasta qué edad la presencia de la abuela trae beneficios a sus familias".

Por lo tanto, el equipo investigó cómo la presencia de abuelas de diferentes edades y en diferentes condiciones de salud afectaba la supervivencia de los nietos nacidos entre 1731 y 1890, cuando las condiciones de vida todavía eran duras y la mortalidad infantil alta.

Se demostró que la presencia de abuelas maternas aumentaba la supervivencia de los niños de 2 a 5 años de edad en casi un 30%, lo que confirma que la longevidad prolongada de las mujeres puede verse favorecida por la selección natural.

Las abuelas paternas, mejor jóvenes

Pero la investigación también ha revelado que los nietos que vivían con una abuela paterna mayor de 75 años tenían un 37% menos de probabilidades de sobrevivir más allá de su segundo cumpleaños.

También la probabilidad de supervivencia era menor cuando la abuela paterna estaba a menos de un año de su muerte, lo que se traduce por fragilidad y mala salud. En este sentido, el director del estudio, Simon Chapman explica que:

"Nos sorprendimos un poco al descubrir que las abuelas paternas viejas y/o débiles eran realmente perjudiciales para la supervivencia de los nietos. Aunque no podemos asegurar el porqué, sospechamos que es el resultado de algún tipo de competencia por vivir bajo el mismo techo, ya que los padres pueden haber necesitado dividir sus limitados recursos entre sus hijos dependientes y la abuela dependiente".

El hallazgo, señala el investigador, "es realmente importante, porque subraya la importancia de permanecer más saludable durante un período más largo".

Según el estudio, la vida posreproductiva podría haber evolucionado, al menos en parte, debido a los efectos beneficiosos de las abuelas, pero tales beneficios disminuyen con la edad como las oportunidades y la capacidad de proporcionar ayuda disminuyen, lo que limita la evolución de una vida aún más larga.

La vida hoy en la mayoría de los países es mucho más larga que en el pasado, quizás porque la medicina nos ha permitido superar el límite considerado 'natural' de la longevidad.

Los científicos concluyen que:

"Nuestro hallazgo de que las abuelas con mala salud están asociadas a una mayor mortalidad infantil en el mismo hogar subraya la importancia de un envejecimiento saludable y de descubrir formas de prolongar la vida saludable y aumentar la esperanza de vida".

Las abuelas son importantes para el éxito de sus familias, y lo han sido siempre a lo largo de nuestra historia evolutiva.

Ahora este estudio ha demostrado que la fragilidad y la salud de las abuelas son de vital importancia para ellas y para las generaciones siguientes. Por eso:

"Mejorar la salud en la vejez y las oportunidades de las personas mayores de permanecer involucradas con sus familias podría beneficiar tanto a las abuelas como a sus familias de múltiples maneras".

Vía | Universidad de Turku

Fotos | iStock

En Bebés y Más | Tiempo de ocio con su abuela, el mejor regalo de Navidad que unos nietos pueden recibir, Convivir con los abuelos en la infancia, ayuda a evitar la aparición de prejuicios hacia las personas mayores

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio