Compartir
Publicidad

La OMS presenta un nuevo fármaco para frenar las hemorragias tras el parto que podría ayudar a salvar la vida de miles de mujeres

La OMS presenta un nuevo fármaco para frenar las hemorragias tras el parto que podría ayudar a salvar la vida de miles de mujeres
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Según la OMS, cada día mueren en el mundo 830 mujeres durante el embarazo y el parto por causas que se podrían evitar. Una de las principales complicaciones, ocurrida en el 75 por ciento de los casos, son las hemorragias graves tras el parto, que pueden acabar ocasionando la muerte si no se atiende de forma rápida.

Hasta entonces, la inyección de oxitocina era el único remedio eficaz que se tenía para prevenir este tipo de hemorragias, pero el pasado miércoles la OMS anunció una nueva fórmula de un medicamento capaz de soportar mejores condiciones de temperatura que la oxitocina, por lo que podría salvar la vida de miles de mujeres en los países más pobres.

Un medicamento que soporta hasta 30 grados de temperatura

El fármaco, llamado "carbetocin a temperatura estable" es una nueva formulación del medicamento "carbetocin", capaz de sorportar hasta 30 grados de temperatura y un 75 por ciento de humedad relativa durante tres años sin estropearse, por lo que constituye un importante salvavidas para las mujeres que dan a luz en los países más desfavorecidos.

Hasta el momento se había utilizado oxitocina para frenar las hemorragias postparto, pero según informó el coordinador de salud materna de la OMS, la comunidad médica llevaba años buscando un medicamento que no fuera susceptible al calor, y que se mantuviera estable y efectivo a altas temperaturas.

"A altas temperaturas la oxitocina se degrada, no es que tenga efectos nocivos, sino que simplemente no es eficaz. Hemos visto lugares donde se inocula tres veces la dosis necesaria como método para equilibrar la falta de eficacia" - han explicado desde la OMS.

Y por fin parecen haber encontrado al candidato perfecto, ya que el carbetocin y la oxitocina tienen efectos muy similares, con la diferencia de que esta nueva formulación no es susceptible al cambio de temperaturas.

Así pues, el "carbetocin a temperatura estable" podría ser empleado con seguridad en los países pobres, cuyo acceso a refrigeradores es muy limitado e incluso en ocasiones inexistente.
madre y bebé

Por el momento, este nuevo fármaco sólo puede ser utilizado en ensayos clínicos, pero los resultados obtenidos en un macro ensayo realizado a 30.000 mujeres de Argentina, Egipto, India, Kenia, Nigeria, Reino Unido, Singapur, Sudáfrica, Tailandia y Uganda, han sido realmente esparanzadores.

Por ello, se espera que pronto pueda ser autorizado, regulado e implementado de forma masiva en países con altos índices de mortalidad materna, donde se utilizará de manera preventiva, y no como un tratamiento, pues se ha demostrado que inoculado en los primeros minutos tras el parto, se reduce entre un 40 y un 50 por ciento las posibilidades de padecer una hemorragia.

Reducir la mortalidad materna

Desde 1990 varios países subsaharianos han reducido a la mitad su mortalidad materna, y en otras regiones, como Asia y el Norte de África, los progresos han sido aún mayores.

Pero la cifra de fallecimientos en el parto por causas evitables continúa siendo alta, por lo que en la Asamblea General de las Naciones Unidas de 2015 se presentó la "Estrategia Mundial para la Salud de la Mujer, el Niño y el Adolescente 2016-2030", que tiene entre sus múltiples metas acabar con las muertes maternas por complicaciones derivadas del embarazo y el parto.

Como decíamos al inicio, las principales complicaciones, causantes del 75 por ciento de las muertes maternas, son:

  • las hemorragias graves (en su mayoría tras el parto);

  • las infecciones (generalmente tras el parto);

  • la hipertensión gestacional (preeclampsia y eclampsia);

  • complicaciones en el parto;

  • los abortos peligrosos.

El porcentaje restante de muerte materna está asociada a enfermedades como el paludismo o la infección por VIH en el embarazo o causadas por las mismas.

La mayoría de las muertes maternas durante el parto se podrían evitar si éstos fueran atendidos por profesionales cualificados y la madre recibiera tratamiento preventivo para evitar complicaciones como las hemorragias.

No cabe duda de que la noticia de este nuevo fármaco supone un importante avance para frenar las tasas de mortalidad en mujeres que acaban de dar a luz, pero aún queda camino por recorrer.

Fotos | iStock, Pixabay

Más información | OMS

Vía | 20 Minutos

En Bebés y Más | Causas de la hemorragia postparto, Riesgos inmediatos del postparto: la atonía uterina, Reducir la mortalidad materna en el mundo, Recomendaciones de la OMS para la prevención y el tratamiento de la preeclampsia y la eclampsia

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos