Compartir
Publicidad

Inspiring Girls: el proyecto que inspira a las niñas a ser lo que deseen ser

Inspiring Girls: el proyecto que inspira a las niñas a ser lo que deseen ser
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Y tú, ¿recuerdas lo que querías ser de niña? Según la encuesta ¿Qué quieres ser de mayor?, elaborada por Adecco, las niñas quieren ser profesoras, doctoras, youtubers o influencers. Pero, ¿por qué no ingenieras o pilotos? La realidad es que sus aspiraciones se centran en los referentes que tienen cerca, ¿cómo podríamos decirle a las niñas del siglo XXI que hay un abanico inmenso de profesiones a su alcance?

Así nace Inspiring Girls, una fundación donde cientos de mujeres voluntarias buscan ser el referente de niñas adolescentes de 14-15 años para enseñarles que sus posibilidades laborales son infinitas y que ellas pueden llegar a ser científicas y hasta astronautas.

¿Cómo nace Inspiring Girls?

Se trata de una organización internacional que nace hace cuatro años en Reino Unido de la mano de la abogada española Miriam González Durántez. Es la ex mujer del viceprimer ministro Nick Clegg que mientras hacía campaña con su marido preguntó a unas niñas qué querían ser de mayores. La respuesta la dejó helada. Ninguna quería ser empresaria ni ingeniera, solo se centraban en los referentes más cercanos de su entorno y fue ahí cuando decidió poner en marcha la fundación.

¿Cuál es su objetivo?

Aumentar la ambición profesional y la autoestima de las niñas en edad escolar, así como sus expectativas laborales, ayudándoles a visibilizar la amplia variedad de profesiones y trabajos que existen, sin que el hecho de ser mujer suponga ninguna limitación siempre que se basen en el trabajo y en el esfuerzo.

Así inspiran a las niñas del futuro

Las voluntarias se inscriben al proyecto y solo se les solicita una hora al año para que acudan a dar una charla a las adolescentes de un colegio.

Inspiring Girls

“Les pedimos que sean muy generosas en lo que se refiere a compartir sus experiencias de vida: cómo se sentían ellas a esa edad, qué dudas tenían, si les hubiera gustado que una mujer hubiera venido a hablar con ellas, qué problemas se han encontrado a lo largo de su carrera profesional, cómo los han solventado, quién les ha ayudado…”, nos explica Paula Gómez directora de la organización en España.

Además, en caso de llevar uniforme les piden que lo traigan puesto para que el impacto visual sea aún más fuerte. Algo que funciona muy bien en casos del ejército tal y como nos cuenta Paula, donde las estudiantes llegaron a pensar que se trataba de una azafata en vez de comprobar que a quien tenían delante era a una comandante del ejército del aire. Porque aunque no lo sepan, ellas mismas están estereotipadas y hasta que no ven a una mujer contándole que es capaz de pilotar un caza no creen que sea posible.

"No les decimos lo que debe ser de mayor solo les enseñamos la amplia variedad de profesiones que existen porque no se puede soñar con lo que no se conoce", nos cuenta Paula Gómez.

Inspiring Girls

¿Cómo llegan a las niñas?

Además de las charlas en colegios se dedican a hacer eventos temáticos para el que eligen un sitio disruptivo con un tema concreto y una voluntarias relacionadas con el mismo.

El primero fue en un gimnasio de boxeo al que llevaron a 50-60 niñas que colocaron en mesas redondas. En cada una de ellas había una voluntaria que rotaba cada 10 minutos.

Así, al final de la jornada, todas las niñas habían podido hablar con ocho mujeres distintas.

Algunos de los que han llevado a cabo han sido relacionados con el reciclaje, el medioambiente o la ciencia en el propio Museo de Ciencias Naturales.

También llevaron a cabo uno en la empresa Amadeus con el objetivo de tratar el transporte desde el punto de vista de las TIC. En concreto este resultó bastante interesante para las jóvenes que nunca habían visto a una mujer conductora de AVE, por ejemplo.

¿Y los niños?

También hablamos con Paula de si en algún momento pretenden ampliar su proyecto al género masculino. Nos comenta que es muy importante que ellos también vean que la mujer es capaz de llevar a cabo muchas profesiones distintas pero que de momento hay que ir paso a paso.

"En la adolescencia está demostrado que hay una bajada de autoestima en ambos sexos pero se merma más en niñas que en niños. Nos dirigimos a niñas porque por desgracia se encuentran en una situación de inferioridad actualmente. Hemos hecho muchos eventos mixtos como el de reciclaje. La experiencia es que cuando en una sala solo hay mujeres se abren más y preguntan cosas que si hubiera niños no preguntarían", nos cuenta Paula.

En la actualidad, donde hay una gran revolución del sector femenino por la igualdad, nos cuenta que las niñas suelen interesarse bastante por el tema de la conciliación y hacen preguntan más íntimas que no se atreverían a hacer si hubiera chicos delante.

Algunas cuentan experiencias personales con sus parejas donde las voluntarias asesoran sobre su derecho a la intimidad y dignidad. Posibles situaciones que podrían dar lugar a sometimientos por parte de sus parejas que ellas mismas aún no distinguen y que una voz femenina experta puede resultarles muy útil.

“Lo que primero queremos hacer es que una niña sea fuerte. Para llegar a la igualdad real hay que dar mucho pasos pero el paso cero es que una niña se lo crea. Si una niña no se lo cree es imposible seguir subiendo peldaños. Ese es nuestro objetivo que una niña crea que puede llegar donde quiera.“

Inspiring Girls en números

Desde sus inicios, en Reino Unido ya se han adscrito el 90% de los colegios públicos, siendo 25.000 voluntarias las que han impartido charlas a 600.000 niñas.

En España el proyecto lleva funcionando un año y medio y ya se han sumado 53 colegios y cuenta con 700 voluntarias activas.

Además, este proyecto internacional funciona también en Serbia, Italia, Chile, Colombia, Brasil y pretende llegar a África.

En 2017 han contado con la colaboración de algunas grandes empresas como Acciona, Amadeus o Deloitte.

La importancia de Inspiring Girls es aumentar los referentes que tiene las niñas actuales para que comiencen a ver que tienen muchas más oportunidades de las que ellas pensaban. Un claro ejemplo lo encontramos en Silvia Sanz Torre, directora de orquesta. Ella, ha dado más conciertos que un hombre y además cuenta con una orquesta infantil. Cuenta que no hay nada mejor para romper las barreras que cuando le pide a sus alumnos que dibujen a una orquesta y ponen a una mujer al frente, esa es la forma de romper estereotipos y crear referentes.

En Bebés y más | Las niñas también reivindican: enséñales desde pequeñas a hacerse oír, 27 enseñanzas para que tu hija se convierta en una mujer fuerte y feliz

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio