Compartir
Publicidad
Publicidad

Qué significa dar el pecho "a demanda"

Qué significa dar el pecho "a demanda"
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tras tres entradas explicando la importancia de dar el pecho a demanda y el por qué dejamos que los bebés controlen su alimentación pasamos hoy a intentar explicar un poco qué es realmente eso de "a demanda".

Dar lactancia a demanda significa dar el pecho cada vez que el recién nacido lo pida, sin embargo hay que tener en cuenta que ellos no “piden” ser alimentados de manera verbal, sino que hemos de ser nosotros los que recibamos las pistas que nos dan para saber que tienen hambre.

Un aumento de la actividad, movimientos de búsqueda, sonidos, abrir y cerrar la boca, chuparse los puños, gorjeos suaves o suspiros, chasquidos de lengua y quejidos son mensajes de que el niño podría estar pidiendo alimento y la labor de los padres es la de percatarse de ellos para iniciar la toma.

Muchos niños, si no son alimentados en ese momento acaban rompiendo a llorar, sin embargo el llanto es un signo tardío de hambre, algo así como el momento de desespero: “llevo rato pidiendo comer, ¿es que nadie me va a dar de comer?” Muchos otros niños, en vez de llorar, volverán a dormirse, saltándose así un momento precioso para ser alimentados y para estimular la producción de leche.

En otras palabras, los bebés deben mamar cuando haya signos de que pueden tener hambre:

  • Está despierto. Ya sabemos que los recién nacidos comen, duermen y cagan. Si está despierto puede ser que tenga hambre.
  • Abre y cierra la boca.
  • Se lleva las manos a la boca.
  • Realiza movimientos de búsqueda cuando lo tenemos en brazos.
  • Llora. El llanto es un signo tardío de hambre. Debemos evitar que el niño tenga que llorar para avisarnos pues puede ser tarde y puede dificultar el agarre.

El niño debe mamar, como ya dijimos en las entradas anteriores, siempre que quiera, hayan pasado 4 horas o hayan pasado 5 minutos. Esto no quiere decir que el hecho de que mame a todas horas sea normal.

El pecho a demanda, como hemos dicho, es permitir que mame cuando lo desee, sin embargo puede no ser normal que las tomas sean excepcionalmente largas (más de media hora) y que unas tomas se solapen con otras.

En casos así es posible que haya problemas con la posición y/o la succión. Es importante en estos casos que alguien con experiencia (pediatra, enfermera o en grupos de apoyo a la lactancia) valore la posición y la succión del bebé, pues podría estar alimentándose poco pese a pasar varias horas tomando el pecho.

Más información | AEP En Bebés y más | Por qué se dice que la lactancia materna es a demanda (I), (II) y (III), Claves para una lactancia materna exitosa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos