Publicidad

"PULEVA Mamá": nuevas y peligrosas infusiones para las madres lactantes
Lactancia

"PULEVA Mamá": nuevas y peligrosas infusiones para las madres lactantes

PULEVA es uno de los más conocidos fabricantes de leche de bebé, de leche para niños, para adultos y de alimentos lácteos de nuestro país. Llevan años trabajando con la leche de vaca para ofrecérnosla en diversos productos orientados a diferentes edades y, además, llevan años investigando algo que seguro que muchos desconocéis y que quizás os sorprenda: la leche materna.

Es (ahora a continuación os lo cuento de manera más extensa) probablemente la empresa española, y quizás incluso a nivel mundial, que más información tiene acerca de la leche materna y, por ello, los que les conocemos, teníamos la certeza de que tarde o temprano aprovecharían ese conocimiento, no solo para fabricar su leche artificial, sino también para crear productos para ayudar de algún modo a las madres lactantes con problemas.

Los primeros productos ya han llegado y el resultado no puede ser más amargo, y no me refiero al sabor, sino a que han creado unas infusiones llamadas "PULEVA Mamá", con el subtítulo "infusión para la Lactancia Materna", que tienen como misión ayudar a las madres que dan el pecho a incrementar la producción de leche materna y ayudar al bebé a tener mejores digestiones. ¿El problema? Que no hay ninguna evidencia de que los ingredientes que incluyen hagan algo y lo peor, que pueden ser hasta peligrosas para el bebé.

¿PULEVA estudiando la lactancia materna?

Hace 6 años mi mujer, Miriam, sufrió una extraña infección en los pechos. Era una mastitis, pero no tenía los típicos síntomas de ingurgitación, con el pecho hinchado, duro y enrojecido, sino una especie de descamación en el pezón que le producía un dolor terrible en cada toma. Comentándolo con la matrona Inma Marcos nos comentó la posibilidad de tomar muestras de leche y analizarla para saber qué bacteria estaba haciendo de las suyas.

¿Analizar la leche? ¡Pero si eso no es habitual! Por entonces no era demasiado habitual analizar la leche porque a las madres con mastitis se les solía recetar un antibiótico y listo, cuando lo lógico es ver qué bacteria está dando guerra y recetar un antibiótico adecuado para esa bacteria.

Lo más curioso es que la leche que recogimos se envió mediante mensajero en frío a Madrid, a la Universidad Complutense, donde un grupo de investigadores trabajaba con el fin de conocer la leche materna, su composición, sus bacterias, qué sucede cuando hay infección, cómo tratarlas, etc., etc.

Gracias a esa investigación y a varias posteriores sabemos que la leche materna está llena de bacterias que conviven entre sí en equilibrio, que esas concentraciones varían muchísimo entre mujeres y que cuando no hay una correcta extracción, cuando el bebé no mama bien, cuando algo no va como debería haber, algunas bacterias deciden molestar más de la cuenta y empiezan a multiplicarse, produciéndose un desequilibrio y la consiguiente infección. Gracias a todas esas investigaciones sabemos que muchas de las mastitis pueden curarse con sustancias probióticas provenientes de la leche materna (algo así como dar a la mujer leche materna para que cure su leche materna) y a veces con otros tipos de probióticos (a ver si un día hablo de esto también). En fin, resumiendo, ese equipo de investigadores lleva años haciendo increíbles avances en lo que a leche materna se refiere y lo más curioso es que detrás, poniendo el dinero, está PULEVA (todo hay que decirlo, si no estuvieran, seguramente no se habrían hecho tantos avances porque la investigación cuesta mucho dinero y no siempre hay alguien decidido a poner el dinero).

¿Qué esperábamos los que sabemos esto? Pues que un buen día PULEVA presentara un producto basado en probióticos aislados por ellos mismos, en base a su investigación, capaces de tratar las mastitis de las mujeres, evitando así el uso de antibióticos, por ejemplo.

Sin embargo, han sacado las infusiones 'PULEVA Mamá'

Pues eso, en vez de presentar lo que muchos pensábamos (que podría ser más o menos útil, eso ya se vería, pero al menos no dañino), va y sacan unas infusiones con Hinojo, Anís verde, Alcaravea y Tila entre sus componentes principales (el resto son para dar sabor y aroma).

Lo publicitan como infusiones con ingredientes naturales, que ya sabemos que eso suena a "muy sano" y a "esto es imposible que te haga ningún daño", pero a estas alturas de la película todos sabemos que no todo lo que es natural es inocuo.

¿Cuál es el peligro?

Ya en el año 2004 (hace ya más de 10 años) en la Guía para Profesionales de Lactancia Materna publicada por la AEP (Asociación Española de Pediatría) se habló de las infusiones explicando que no había evidencia científica de que ayudaran en nada a la producción de leche y advertía de que, al no estar descrita la dosis máxima el riesgo para el bebé era evidente. No es lo mismo tomar una infusión preparada con un porcentaje de hinojo determinado que tomar dos. No es lo mismo esta infusión de hinojo que otra de otra marca. No es lo mismo comprar una infusión de hinojo que dice que es para las madres, que comprar hinojo y hacerte en casa una infusión.

Es más, está muy extendida la creencia de que las infusiones pueden ayudar de alguna manera a la lactancia materna y no es así. De hecho, es que no hay ningún alimento que aumente la producción de la lactancia materna, y si lo hay, aún no se ha descrito su efecto, porque todos los que se creen que hacen algo no han podido demostrar que en realidad lo hagan.

El peligro, entonces, es hacer creer a las madres que lo que se van a tomar les va a ayudar a producir más leche cuando no es cierto. Si no hay un problema real de lactancia, el efecto en este sentido será cero: no ayudará a la mamá a producir más leche, pero como no hay ningún problema, no cambiará nada. Pero si hay un problema, si una madre en realidad tiene problemas con la producción de leche, probablemente por un mal agarre del bebé, optar por esta solución no le ayudará en nada. Y lo peor no es que sea ella la que la elija, sino que algún profesional poco actualizado opte por esta solución "es verdad, no gana mucho peso, pues mira, tómate estas infusiones, que aumentan la producción y así tu hijo tomará más leche". Un verdadero problema porque no habrá ninguna mejoría mientras no se revise esa posición (o el problema que hace que el bebé no gane suficiente peso) y el riesgo para el bebé será más que evidente.

¿Más riesgos?

Pero esto no es todo, amigos y amigas. Si vamos a la maravillosa página E-lactancia, donde desde hace años podemos consultar miles de fármacos y sustancias para saber si son o no compatibles con la lactancia, observamos que el Hinojo tiene un "Riesgo Nivel 2" para el lactante:

Hinojo2

Como veis, entre otras propiedades, es neurotóxico y convulsivante, pero no parece que ayude en nada a las madres ni a los bebés.

Si buscamos el Anís verde vemos que es "Riesgo nivel 1", poco peligroso a bajas dosis, pero que puede disminuir la producción de leche materna y puede ser peligroso si se consume en dosis elevadas:

Anis2

El resto de componentes son seguros, pero son los que están en menor cantidad (el 40% es Hinojo). Así que estas infusiones no solo son peligrosas si se toman por tomar, sino también si se toman esperando unos efectos positivos sobre la producción, que nunca llegarán.

¿Cuál es mi decepción?

Pues os lo podéis imaginar. Mi decepción es saber que PULEVA lleva años invirtiendo en investigar la leche de las madres, que a través de unos investigadores que han hecho un trabajo encomiable (y que han publicado varios estudios explicando sus avances y los posibles tratamientos ante infecciones), y ver que al final lo que sacan al mercado no es más que una farsa que solo busca ampliar el negocio, ganar dinero, llegando a un nicho de mercado todavía poco explotado, el de las madres lactantes, a través de un producto que promete hacer por la vía rápida lo que las madres requieren de un modo más pausado: calma, paciencia, confianza, tiempo con el bebé, succión eficiente y, si hay problemas, alguien que las acompañe, ayude y guíe para que la lactancia pueda ser exitosa.

No, PULEVA, así no. Tenía muchas esperanzas en que todo acabara de un modo diferente. Si hasta logré un ejemplar con gran parte de los estudios e investigaciones acerca de la leche materna, la mar de interesante, con vuestra marca en la portada y contraportada. Esperaba mucho más, pero no, al final demostráis que lo único que importa es el dinero, y que está incluso por encima de la salud de las madres y de los bebés.

En Bebés y más | Promil, de Milte: un producto engañoso bastante peligroso, Mitos sobre la lactancia materna: para que una mujer tenga suficiente leche debe beber agua en abundancia, Mitos de leche materna: “Este niño pasa hambre, yo diría que no tienes leche” (I), “No tengo suficiente leche”, Por qué se dice que la lactancia materna es a demanda (I), (II) y (III)

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios