Compartir
Publicidad

La lactancia materna previene el desarrollo de problemas mentales

La lactancia materna previene el desarrollo de problemas mentales
Guardar
19 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los beneficios de la lactancia materna son innumerables y lógicos, si tenemos en cuenta que es el alimento resultante de miles de años de evolución. Es tal la especificidad de la leche materna que coincide con las necesidades de los bebés recién nacidos del mismo modo que una llave encaja con su cerradura.

Uno de los beneficios que ya se ha comentado otras veces y que vuelve a salir a la palestra es el que dice que la lactancia materna ayuda a prevenir el desarrollo de problemas mentales, o lo que es lo mismo, ayuda a mantener una salud mental más equilibrada que los bebés que no la toman.

Esta afirmación procede de un estudio realizado en el Instituto de Telethon de Investigación de Salud Infantil, en Australia, donde han seguido a un grupo de niños desde el nacimiento hasta los 14 años.

Cuántos niños participaron

La investigación, dirigida por Wendy Oddy, comenzó en 1989, cuando se contactó con 2.900 mujeres que estaban entre las semanas 16 y 20 de embarazo.

El estudio contó finalmente con 2.366 participantes y tuvieron en cuenta qué leche tomaban y cuánto tiempo duró la lactancia (más o menos de seis meses). Tras esto realizaron cuestionarios de comportamiento y psicopatología a los niños cuando tenían uno, dos, tres, cinco, ocho, diez y catorce años.

Otros factores que se tuvieron en cuenta

La lactancia o la ausencia de ella no es el único factor que puede alterar o equilibrar la salud mental de los niños. Por eso cuando se comentan estudios de este tipo se suele pensar en “Manolito”, el hijo de “Luisa”, la panadera, que tomó teta hasta los dos años y tiene serios problemas de comportamiento o en “Pedro”, mi sobrino, que nunca probó una gota de leche materna y es el perfecto ejemplo de un niño sano, sensato, respetuoso y equilibrado.

Ejemplos como estos conocemos todos y se pueden citar sin problemas casos que digan lo contrario a este estudio y casos que confirmen los resultados, sin embargo hay que tener en cuenta que lo que se explica con estos estudios es una tendencia en condiciones similares y por ello, dentro de los 2.366 participantes, se tuvieron en cuenta otros factores que podrían ayudar a desequilibrar la balanza de la salud mental de los niños.

Estos factores fueron la edad de la madre al nacer el bebé, el nivel educativo, la estructura familiar, el nivel de estrés en la casa, el peso y talla del bebé al nacer y la presencia o ausencia de depresión postparto.

Resultados

Los resultados del estudio, publicado en 'The Journal of Pediatrics', son los siguientes:

El 11% de los 2.366 niños no tomó nunca el pecho. El 19% lo hizo durante menos de tres meses y otro 19% tomó leche materna de tres a seis meses. Un 28% tomó leche materna entre seis y doce meses y un 24% tomó un año o más.

Los datos revelan que las lactancias por un tiempo menor a seis meses se relacionan con un aumento de enfermedades de salud mental desde la infancia hasta la adolescencia.

Esto sucede tanto en trastornos de tipo internalizantes (depresión, ansiedad...) y externalizantes (trastorno de conducta, antisocial o de la personalidad...) como para problemas de conducta y la diferencia se mantiene incluso tras tener en cuenta los factores sociales, familiares, económicos y psicólógicos , así como para problemas significativos de conducta... Y esta asociación persiste después de tener en cuenta los factores sociales, familiares, económicos y psicológicos en los primeros años de vida", aclara el estudio.

Según los investigadores, las razones por las cuales esto sucede pueden ser varias. Por un lado piensan que puede que el contacto con la madre durante la lactancia favorezca el desarrollo de aspectos neuroendocrinos necesarios para la respuesta al estrés.

Por otro lado se cree que la presencia de ácidos grasos y componentes bioactivos en la leche materna podrían ayudar a prevenir los citados desórdenes psicológicos.

Wendy Oddy, hablando sobre esta segunda hipótesis comenta lo siguiente sobre los componentes de la leche materna:

Son esenciales para el desarrollo y además influyen también en la respuesta al estrés. Así, la hormona leptina lo reducen a través de su acción en el hipocampo, hipotálamo, glándula pituitaria y adrenal, mientras que las leches artificiales tienen un efecto depresivo en el comportamiento del niño.

Los autores del estudio instan al desarrollo de programas que animen a las madres a prolongar la lactancia materna "para así beneficiar la salud mental de sus hijos".

Vía | El Mundo Foto | Flickr (c r z) En Bebés y más | Los beneficios de la lactancia materna en España Directo, Por qué se aconseja lactancia materna hasta los dos años o más, Por qué se aconseja lactancia materna exclusiva hasta los seis meses (I)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos