Compartir
Publicidad

Café durante la lactancia materna: con moderación

Café durante la lactancia materna: con moderación
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

El exceso de cafeína en el embarazo está relacionado con un aumento del riesgo de aborto, de parto prematuro y con el bajo peso al nacer, pero una vez nacido la cafeína pasa al bebé a través de la leche de la madre, por tanto el consumo de café durante la lactancia materna debe darse con moderación.

La cafeína consumida por la madre aparece rápidamente en la leche materna, obteniéndose el pico de concentración a la hora u hora y media después de su ingestión.

Los bebés no son capaces de metabolizar y eliminar la cafeína como un adulto, por lo que la ingesta de esta sustancia por parte de la madre que amamanta a su hijo puede provocar que experimente síntomas como insomnio e irritabilidad.

La cafeína la encontramos en el café, pero también en otros alimentos como el té, los refrescos, el chocolate, las bebidas deportivas y ciertos medicamentos.

Se calcula que un lactante recibe entre un siete y un diez por ciento de la cafeína ingerida por la madre. Por su parte, los metabolitos de la cafeína pueden persistir en la sangre del lactante mas allá de 10 horas después de que la cafeína haya desaparecido de la misma.

En el bebé recién nacido, la metabolización de la cafeína es más lenta que en los adultos, y en bebés pretérmino, mucho mas lenta, pudiendo alcanzar con frecuencia concentraciones similares a las de la madre. Hacia el 3º ó 4º mes, la metabolización por parte del bebé de esta sustancia es equiparable a la de los adultos.

Eso significa que si la madre consume una gran cantidad de cafeína (hablamos de diez tasas de café o más), ésta se va acumulando en el organismo del bebé, quien demostrará síntomas como irritabilidad, nerviosismo y alteración del sueño.

Imagino que una madre lactante no tomará diez tasas diarias de café, pero en cualquier caso es importante que la ingesta de café durante la lactancia materna sea con moderación. Si tomas café, hazlo inmediatamente después de dar el pecho, no superar las dos tasas diarias, y preferiblemente, que sea descafeinado.

Vía | Europa Press Foto | antwerpenR en Flickr Más información | Journal of Caffeine Research, Medizzine En Bebés y más | No más de dos tazas diarias de café durante el embarazo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos