Por qué es bueno que tanto niñas como niños jueguen con muñecas

Por qué es bueno que tanto niñas como niños jueguen con muñecas
Sin comentarios

Se suele creer, erróneamente, que jugar con muñecas es cosa de niñas, mientras que los niños son más de coches o pelotas. Pero esto no es más que un estereotipo que hemos creado los adultos, porque los niños cuando juegan son libres de jugar como quieran y con lo que quieran.

Los juguetes son instrumentos para el juego y el niño puede -y debería poder- elegir con cuáles quiere jugar sin que sea etiquetado como "juguete para niños" o "juguete para niñas". Las muñecas son uno de esos juguetes que son positivos tanto para niñas como para niños.

Cada niño tiene sus propias preferencias a la hora de jugar y de escoger sus juguetes, e incluso puede tener una etapa en la que le guste jugar más con un juguete que con otro, independientemente de su género.

Por qué las muñecas son un buen juguete para niños y niñas

muñecos

Pero hoy hablamos en particular de un tipo de juguete: las muñecas o los muñecos tipo bebé que tanto gustan a niños y niñas.

Los hay de un gran variedad y con todo tipo de accesorios como sillas de paseo, hamacas, tronas, sets de comiditas, set de médicos para cuidarlos si enferman, ropita para vestirles, etc.

Y es que estos juguetes tan adorables son muy beneficiosos para el desarrollo de los niños, ya sean niños o niñas. Sus ventajas son destacables, puesto que fomenta habilidades y competencias realmente importantes para su crecimiento. Como por ejemplo:

Ayudan a desarrollar la empatía

Jugar con muñecos los hace desarrollar la empatía, porque les hacen ponerse en el lugar del otro.

Contribuye además a desarrollar habilidades sociales así como la afectividad, la preocupación hacia los demás... Son juguetes que invitan a dar abrazos, besos, comunicarse, proporcionar cuidados o tomar en brazos.

En ocasiones ese muñeco se vuelve tan imprescindible para el niño que se convierte en ese objeto de apego que le acompaña a todos lados y que necesitan para dormir.

Eliminan estereotipos

Se suele relacionar los camiones o las pelotas con los juegos de niños y las muñecas o los muñecos como juegos de niñas, pero son estereotipos que hemos creado los adultos, la industria, la publicidad...

Los niños simplemente juegan con lo que desean en cada momento, como debe ser, sin dejarse influenciar por prejuicios de género.

jugar-menucos

Fomentan la igualdad

Que tanto niñas como niños jueguen con muñecas desde que son pequeños fomenta la idea de que quienes cuidan no son solo "ellas" sino que también "ellos" son una figura esencial de cuidado.

Hace ver a los niños que cooperar juntos en la atención y cuidado de un tercero es lo normal, y que aunque se trate de un juguete, para el niño es una imitación de la vida real. Incorporan el concepto de igualdad y corresponsabilidad de forma natural y a través del juego.

Favorecen el juego simbólico

Jugar a "papás y a mamás" es uno de los juegos simbólicos típicos en la infancia. Los niños juegan a imitar lo que ven en su entorno, y esta simulación es muy común cuando los niños juegan con muñecas.

Imitan situaciones de la vida real como el cuidado del bebé, alimentarlo, llevarlo al médico, así como también se puede convertir en un cliente a quien peinar o vestir , un alumno a quien enseñar...

Estimulan la imaginación

Cuando los niños juegan con muñecas, ya sean tipo Barbie, o muñecos tipo bebé, están creando su mundo imaginario, se sumergen en él y se lo creen.

A través del juego, reproducen situaciones de la vida cotidiana que han visto en casa o en su entorno, o bien inventan situaciones nuevas que imaginan. Es frecuente que creen historias fantásticas en las que los muñecos se convierten en protagonistas imprescindibles.

El juego de simulación permite a los niños explorar sus propios sentimientos y emociones.

Fomentan la sociabilidad

Jugar con muñecas es un juego con el que el niño puede jugar solo, pero es especialmente interesante cuando juega con otro niño o niña.

Aunque el juego no sea real, al niño y a su compañero de juegos les permite practicar habilidades sociales reales, como reconocer cuando nuestro amigo está fingiendo, o cómo responder a las diversas reacciones emocionales de otra persona.

Mejora las habilidades lingüísticas

Tanto si juegan solos hablándole a los muñecos como si juegan en compañía de otro niño o niña, el pequeño estará practicando sus habilidades lingüísticas.

Es frecuente que se hagan preguntas y se respondan a sí mismos, que cambien la entonación o utilicen palabras "complejas" que no usan habitualmente en el día a día.

Temas
Inicio