Compartir
Publicidad

Un análisis de sangre permitirá predecir la calidad de óvulos de las mujeres antes de someterse a un tratamiento de fertilidad

Un análisis de sangre permitirá predecir la calidad de óvulos de las mujeres antes de someterse a un tratamiento de fertilidad
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los análisis actuales para los tratamientos de fertilidad reflejan el número de óvulos que se pueden obtener de la mujer, pero no dicen nada de su calidad.

Un análisis de sangre permitirá conocer el nivel de fertilidad antes de someterse al tratamiento de fecundación y tomar así las medidas pertinentes para solucionar los posibles problemas.

Ademas, también servirá para saber las posibilidades que tiene una mujer de quedarse embarazada de forma espontánea. Así lo asegura un estudio franco-español de investigadores y médicos, publicado en la revista 'Journal of Gynecology and Women´s Health'.

Las conclusiones de esta investigación sugiere que la liberación excesiva del ADN de las células refleja un nivel elevado del estrés oxidativo en los ovarios, y por tanto entorpece la fertilidad al no poder producir óvulos.

Y es que precisamente, una de las condiciones indispensables para poder optar a un tratamiento de fecundación in vitro es que la mujer sea capaz de producir óvulos, según la organización de Reproducción asistida.

Además, es necesario que no tenga problemas o anomalías uterinas que impidan la implantación del embrión o la evolución de la gestación.

Según el doctor Jan Tesarik, uno de los autores de este trabajo y director de la Clínica MARGen de Granada:

“La calidad de los óvulos, incluso los de mujeres jóvenes, ha bajado significativamente en los últimos 20 años. Las causas son múltiples, si bien nuestros resultados sugieren un probable denominador común: un estrés oxidativo de las células del ovario y la maduración de los óvulos, responsable de la liberación del ADN de las células afectadas.”

Este nuevo análisis de sangre propuesto, evaluaría la calidad de esos óvulos.

¿En qué consisten estos análisis o biopsias líquidas?

Las moléculas de ADN son portadoras de la información genética de todas las células, y su localización habitual es intracelular (dentro del núcleo de las células). Sin embargo, una pequeña proporción de ADN escapa de las células y aparece libre en la sangre.

Así lo explica el investigador y director de la Clínica Margen, que asegura:

"En los últimos años, numerosos estudios han evaluado la utilización de este ADN libre, circulante en la sangre, en el diagnóstico y pronóstico del cáncer, bajo las conocidas biopsias líquidas. Cuentan con la secuenciación profunda del ADN libre circulante para obtener información sobre su origen celular y el estado funcional de las células en cuestión".

"Técnicas similares se están desarrollando también para evaluar el grado del daño celular en el caso del infarto de miocardio o desórdenes inmunes".

Ahora, este reciente estudio sugiere que el análisis del ADN circulante libre podría ser relevante también en el campo de la reproducción asistida.

Además, preguntamos al Dr. Tesarik en qué consiste esta prueba, qué mejoras incorpora, para qué tratamientos resulta indicado y cuando comenzará a utilizarse. Estas son sus respuestas.

¿Cuál es la gran ventaja de este análisis?

Actualmente existen otros marcadores en sangre que reflejan el nivel de la fertilidad relacionados con los niveles de hormonas como la antimulleriana (AMH) o la gonadotropina FSH. Pero solo permiten predecir el número de óvulos que se podrá obtener en el tratamiento de fertilidad, pero no dicen nada de su calidad.

El análisis que estamos poniendo en marcha va a complementar a los otros análisis. Sabemos que la calidad de los óvulos se relaciona con la edad de la mujer, pero cada mujer es diferente y no se puede hacer conclusiones generalizadas. El análisis del ADN libre nos dirá si la calidad de los óvulos es igual, mejor o peor a lo que correspondería a la edad del DNI de cada mujer. Es decir:

Permitirá determinar con más precisión el origen del problema en cada caso clínico individual y elegir una estrategia terapéutica adecuada”

¿Para qué tratamientos de fertilidad sería adecuado?

Extracción de óvulos

Para cualquier tratamiento por reproducción asistida, incluyendo FIV, ICSI o inseminación artificial.

Pero también para predecir la probabilidad de la mujer de quedarse embarazada espontáneamente.

¿Hay ya resultados fiables?

Los primeros ensayos clínicos los hemos realizado en Francia, Túnez y Argelia. Las observaciones, dadas a conocer en el artículo publicado en el 'Journal of Gynecology and Women´s Health', son los que apuntan a esa relación causal entre los resultados del análisis y la fertilidad de la mujer.

Aunque desde el punto de vista técnico el análisis está listo para su puesta en marcha inmediata en España, aún no se tiene una fecha ni una valoración del precio de la prueba.

Lo que sí parece claro, según señala el experto, es que en un futuro muy cercano:

"El desarrollo de técnicas basadas en el ADN libre circulante, como marcador de la función reproductiva de la mujer (y probablemente también del hombre), pasará por un análisis cualitativo de las muestras obtenidas, incluyendo también la evaluación de la información genética".

¿En qué consiste la Fecundación in vitro?

Son varios los pasos por los que se debe pasar para lograr el éxito final del tratamiento.

  • Estimulación ovárica controlada. La mujer recibe medicación hormonal durante aproximadamente 10 días para estimular la producción de óvulos y poder obtener así un mayor número de ellos. Además, esta medicación permite controlar el momento de la ovulación, aumentando así las probabilidades de que los óvulos obtenidos sean maduros y aptos para la fecundación.

  • Punción ovárica o folicular. Es la intervención quirúrgica en la que se extraen del ovario los óvulos maduros. Se realiza por aspiración, dura unos 20-30 minutos y requiere anestesia.

El análisis del ADN libre permitiría saber si 'los óvulos van a funcionar' antes de la punción, evitando la prueba hasta que sean de calidad.

  • Recogida y preparación del semen. Se recoge la muestra del varón (generalmente por masturbación, aunque también puede obtenerse por aspiración de epidídimo o biopsia testicular).

A continuación, el esperma pasa por un proceso de capacitación que hará que los espermatozoides sean capaces de fecundar y dar lugar al embrión.

  • Fecundación de los óvulos. Puede realizarse por la técnica de fecundación in vitro convencional (colocar en la placa de cultivo un óvulo rodeado de espermatozoides), o por la técnica de ICSI, que consiste en 'inyectar' el espermatozoide al óvulo.

De los embriones resultantes se eligen los mejores para transferir al útero y esperar a que se implanten y se consiga el embarazo.

Vía | Clínica Margen

Fotos | iStock

En Bebés y Más | Las 11 preguntas más frecuentes sobre infertilidad respondidas por una experta, Crioconservación de semen, óvulos y embriones: cuándo se recurre a esta técnica y cuánto tiempo duran las muestras congeladas

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio