¿Por qué se recomienda a la embarazada acostarse sobre el lado izquierdo?

¿Por qué se recomienda a la embarazada acostarse sobre el lado izquierdo?
Sin comentarios

Una de las recomendaciones médicas más escuchadas durante el embarazo es la de tumbarse sobre el lado izquierdo. Pero, ¿a qué se debe exactamente este consejo? ¿Es perjudicial tumbarse de otra forma? ¡Te lo contamos!

Por qué se aconseja dormir sobre el costado izquierdo

Algunos médicos recomiendan específicamente que las mujeres embarazadas duerman sobre el lado izquierdo, especialmente en el último trimestre del embarazo. Esto se debe a dos motivos principalmente:

  • Sobre el lado derecho está situada la vena cava, la mayor vena del cuerpo por la que circula un importante caudal de sangre. Al acostarnos sobre el lado izquierdo evitamos la presión del peso del cuerpo sobre esta vena, favoreciendo la circulación hacia el corazón y permitiendo un mayor riego sanguíneo la placenta y útero.

  • Además, en el lado derecho del abdomen se encuentra el hígado, por lo que el hecho de dormir sobre el lado izquierdo ayuda a impedir que el útero se apoye en ese órgano de gran tamaño.

Por eso, lo más aconsejable es tumbarse en la cama sobre el lado izquierdo manteniendo en la misma dirección y ángulo los hombros y la cadera, para mantener relajados los músculos de la columna vertebral y así evitar molestias y dolores en la zona lumbar y la espalda.

Por otro lado, tumbarse sobre el lado izquierdo durante el embarazo también ayudaría a prevenir o mejorar los síntomas en caso de tensión baja, aliviar las cefaleas o dolores de cabeza, reducir la hinchazón y prevenir las varices, así como para mejorar los síntomas de acidez y malestar estomacal.

Pero, ¿qué ocurre si durmiendo me coloco sobre el lado derecho o boca arriba?

Pero mantener la misma postura durante toda la noche cuando estamos durmiendo es complicado, especialmente en la recta final del embarazo, en donde se hace muy difícil descansar varias horas seguidas sin las que las molestias o la incomodidad de la tripa nos despierten.

Por ello, si estás embarazada es posible que te preguntes qué ocurriría si mientras duermes cambias tu postura y te colocas boca arriba o sobre el lado derecho: "¿podría ser perjudicial para mi salud y la de mi bebé?"

Lo primero que debes procurar es no obsesionarte, pues si bien lo más recomendado es recostarse sobre el lado izquierdo, no va a pasar nada si durante un breve lapso de tiempo te pones boca arriba. Y decimos "breve lapso de tiempo" porque lo más probable es que esta postura te resulte tan incómoda en la recta final del embarazo, que tú misma te acabes girando.

Pero al igual que hemos mencionado los beneficios de dormir sobre el lado izquierdo con respecto al derecho, también es importante tener presente que tumbarse boca arriba durante el tercer trimestre de gestación hace que todo el peso del útero recaiga sobre sobre la espalda, los intestinos y la vena cava inferior, intensificando los dolores de espalda, el estreñimiento, las hemorroides y el edema.

Además de estas molestias, diversos estudios han sugerido también que dormir boca arriba o sobre el lado derecho podría afectar al bebé.

Así, una investigación realizada por la Universidad de Manchester en 2017 encontró relación entre la muerte fetal tardía y el descanso materno boca arriba a partir de la semana 28 de gestación. Este mismo estudio señalaba que lo mejor para el feto era que la madre descansara sobre el lado izquierdo.

Por su parte, otro estudio similar llevado a cabo por la Universidad de Auckland, en Nueva Zelanda, relacionó un menor aporte de oxígeno fetal cuando las mujeres se acostaban boca arriba o sobre el lado derecho, en comparación con las que lo hacían sobre su lado izquierdo. Según los investigadores, si el bebé está sano y fuerte esta reducción en el oxígeno no tendría importancia, pero si presentara problemas de algún tipo sí podría tener consecuencias.

Conclusión

Sin embargo, un nuevo estudio financiado por los Institutos Nacionales de Salud (NIH) y publicado en 2019 viene a calmar esta preocupación constante de las embarazadas cuando descansan, pues ha determinado que dormir boca arriba o sobre el lado derecho no parece aumentar el riesgo de muerte fetal, como tampoco influiría en el tamaño del bebé al nacer ni provocaría presión arterial elevada durante el embarazo.

Aún así, los investigadores quieren dejar claro su estudio únicamente evaluó la postura de la madre durante el sueño hasta las 30 semanas de embarazo, por lo que no ofrecen información sobre si dormir boca arriba o sobre el lado derecho al final del embarazo podría aumentar el riesgo de complicaciones.

Por todo ello, dormir sobre el lado izquierdo en el embarazo parece ser la mejor opción, aparte de que probablemente también resulte más cómoda, especialmente si te ayudas de almohadas y cojines que te permitan mantener la columna alineada.

Fotos | iStock

Temas
Inicio