Pequeñas hemorragias vaginales al final del embarazo

Pequeñas hemorragias vaginales al final del embarazo
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

El sangrado en el embarazo es más normal de lo que podemos pensar. Una de cada cinco mujeres tiene alguna pérdida de sangre durante el embarazo, sin que este hecho cause problema alguno para el feto o para la madre. Sin embargo, como es lógico son motivo de gran preocupación y merecen siempre una consulta con el médico.

Al final del embarazo, lo más habitual es que se trate del resultado de un trauma en el cérvix, que es cada vez más sensible a estas alturas de la gestación, aunque también puede haber otras causas. Te compartimos algunos de los motivos por los que pueden presentarse pequeñas hemorragias vaginales al final del embarazo y qué debes hacer.

Diferencia entre manchado y sangrado

Una hemorragia es la salida de sangre, que puede consistir en un sangrado ligero de poca cantidad o de una gran pérdida de sangre que amenace la vida o signifique algo grave.

Antes de proceder a explicar las posibles causas de presentar pequeñas hemorragias vaginales al final del embarazo, es necesario aclarar que no es lo mismo un manchado que un sangrado, y es importante saber diferenciar entre uno y otro.

Un manchado puede que no llegue a manchar la ropa exterior, ni llegue a impregnar una compresa o salva slip. Se trata de una pequeña cantidad de sangrado mezclado con flujo vaginal normal.

En cambio, en el caso de sangrado hay flujo intenso y sí puede deberse a algo grave. Si hablamos de un sangrado o hemorragia (que sea intensa, abundante o dolorosa) en el tercer trimestre, puede haber riesgo de aborto por lo que hay que acudir a urgencias de inmediato.

Posibles causas

Hablando de las posibles causas de pequeñas hemorragias vaginales al final del embarazo, lo más habitual es que se trate del resultado de un trauma en el cérvix, que es cada vez más sensible a estas alturas de la gestación.

Algunas de las causas por las que pueden producirse pequeños manchados de color rojo o marrón al final del embarazo pueden ser:

Tener relaciones sexuales

Tras mantener relaciones sexuales con penetración puede que notes una leve pérdida de sangre. Esto puede ocurrir debido al roce que se produce en las paredes vaginales, y que, debido a la congestión de los tejidos propia del embarazo, provoca una pequeña rotura de los vasos sanguíneos.

Estas pérdidas no son peligrosas, ni implica ningún peligro para el bebé. Se producen de forma puntual y desaparecen a las pocas horas. De no ser así, consulta con tu médico.

Una exploración médica o examen interno

Al igual que en el caso de las relaciones sexuales, debido a la congestión de las paredes vaginales, es posible que tras una exploración ginecológica o un examen interno (como una ecografía transvaginal) observes un leve sangrado vaginal.

En ambos casos, se trata de un manchado ligero que no suele durar más de un día.

Enfermedades o infecciones de la vagina o el cuello uterino

Un leve sangrado también puede ser signo de enfermedades o infecciones de la vagina o el cuello uterino, así como de miomas uterinos o crecimientos o pólipos cervicales, causas que entrañan más riesgos.

También podría deberse a alguna anomalía en el cuello uterino. De ser así, cualquier infección o enfermedad debe ser tratada para evitar complicaciones durante el embarazo o el parto.

Comienza el trabajo de parto

Una pequeña cantidad de sangre mezclada con flujo vaginal puede ser señal de que ha comenzado el trabajo de parto. Se debe a que el cuello del útero comienza a dilatarse preparándose para el nacimiento del bebé.

Cuándo consultar al médico o acudir al hospital

Embarazo Consulta

Es importante que siempre comentes al médico si observas un sangrado vaginal, ya que además de las causas comunes que ya mencionamos, pueden existir otras desconocidas. En la mayoría de los casos una ecografía determinará la causa.

Si las ligeras pérdidas de sangre al final del embarazo van acompañadas de dolor u otros síntomas, es importante acudir a consulta.

La visita al hospital ha de ser urgente si el manchado se acompaña de contracciones, fiebre, vómitos, mareos o si se convierte en sangrado intenso, pues podría tratarse de complicaciones graves de la placenta como desprendimiento de placenta o placenta previa, o amenaza de aborto.

Fotos | iStock, Pexels
En Bebés y más | Hematomas intrauterinos en el embarazo: todo lo que debes saber, Signos de alarma en el embarazo: ¿cuándo he de preocuparme?

Temas
Inicio