Cómo cuidar tus dientes en el embarazo para tener una buena salud bucodental

Cómo cuidar tus dientes en el embarazo para tener una buena salud bucodental
Sin comentarios

La salud bucal de la embarazada es muy importante, es una etapa en la que tienes que prestar más atención a tu boca y cuidar tanto dientes como encías, ya que la flora bacteriana se modifica por la acción de las propias hormonas del embarazo, haciendo que sean más propensas a acumular sarro y bacterias.

Un buen cuidado diario y las revisiones dentales mantendrán los problemas bucodentales alejados.

Principales problemas bucodentales en el embarazo

Durante el embarazo éstas están más sensibles e inflamadas por la acción de las hormonas y el aumento de flujo sanguíneo. Pero si notas que las encías sangran en exceso al cepillarte o pasarte el hilo dental, están abultadas, doloridas y enrojecidas debes acudir al odontólogo.

Lo más probable es que tengas una enfermedad periodontal llamada gingivitis del embarazo, un infección frecuente en embarazadas causada por los efectos a largo plazo de los depósitos de placa.

La gingivitis es una inflamación de las encías que rodean al diente. Afecta a aproximadamente el 70 por ciento de las embarazadas y suele aparecer entre el tercer y octavo mes. Si no es tratada, puede derivar en periodontitis, que supone la destrucción del tejido óseo alrededor del diente.

Además, la composición de la saliva cambia en el embarazo, volviéndose más ácida, y actúa erosionando el esmalte, aumentando el riesgo de caries.

La salud bucodental influye en el desarrollo del bebé más de lo que creemos. La presencia de una infección crónica en la boca ocasiona la expulsión al torrente sanguíneo de bacterias que, en el caso de las mujeres embarazadas podría ocasionar partos prematuros, bajo peso al nacer y abortos en los casos graves.

Cómo cuidar tus dientes en el embarazo

dentista

Una mala salud bucodental puede afectar a tu bebé, por lo que es muy importante cuidar tu boca y tus dientes con buenos hábitos de higiene como:

  • Lava los dientes después de cada comida. El correcto cepillado es primordial para una boca sana y una higiene bucal completa. Cambia por un cepillo suave si sangran mucho las encías, utiliza hilo dental por las zonas donde el cepillo no puede llegar, utilizar un enjuague antiséptico y flúor si fuera necesario.
  • Come saludablemente, controlando el consumo de alimentos azucarados, la bollería industrial...
  • Controla periódicamente la boca acudiendo al dentista, ya que la enfermedad periodontal es una infección crónica, no aguda, que va actuando progresivamente. Si se detecta a tiempo, todavía se puede actuar con eficacia sobre ella y salvar el diente.
  • No fumes, ya que el tabaco (además de otros múltiples riesgos que entraña para la mujer y para el feto) está relacionado con la destrucción del tejido periodontal.
  • Cuida tu alimentación: reduce el consumo de azúcares para evitar las caries y aumenta el consumo de calcio como lácteos y yogures, además de consumir proteínas procedentes de carne, pescado y legumbres que ayudarán en la defensa contra las infecciones. Vitaminas como la B, C y D, también serán un buen apoyo.
  • Es seguro y recomendable acudir al dentista en el embarazo.

No retrases la visita al dentista

Ante cualquier problema que detectes no dejes de visitar al dentista. Dejarlo estar no hará más que agravar el problema o, en el caso de infección, que ésta avance sin tratamiento puede traer complicaciones serias como la pérdida de piezas dentales o problemas en el embarazo.

Si te encuentras incómoda en el sillón del dentista, especialmente en el tercer trimestre cuando el tamaño de la tripa ha aumentado y oprime la vena cava, lo más aconsejable es evitar la posición tumbada, por tanto la posición semisentada es la más recomendable.

Si tienen que hacerte una radiografía, son preferibles las digitales para reducir la radicación y sino, deben colocarte un delantal y collarín de plomo en abdomen y cuello.

No hay riesgo para el uso de anestesia ni para las amalgamas o resinas que se utilizan para el tratamiento de las caries.

En Bebés y más | Embarazo, ortodoncia y otros tratamientos dentales, ¿qué se debe tener en cuenta?

Temas
Inicio