Pequeños lectores: a la biblioteca con los niños

Pequeños lectores: a la biblioteca con los niños
1 comentario
HOY SE HABLA DE

Nuestro entorno está repleto de propuestas de ocio para los niños, aunque no todas son gratis ni educativas. Si hay un lugar donde los niños pueden pasarlo bien, aprender, y que además no cuesta dinero, ese es la biblioteca.

Ir a la biblioteca con los niños es una idea estupenda para pasar un buen rato entre libros. Entre libros, vídeos y ordenadores (muchas bibliotecas hoy cuentan con ellos, y si no tenemos en casa es una oportunidad). Allí los niños tienen muchos cuentos donde escoger, libros infantiles que les hacen disfrutar.

Muchas bibliotecas permiten que los niños tengan su propio carnet desde bien temprano, mis hijas lo tienen desde los tres años e intentamos ir al menos una vez a la semana a la biblioteca. Sobre todo en invierno, cuando el clima no permite disfrutar del parque y del aire libre tanto como nos gustaría, vamos a la biblioteca. Pero también alguna tarde de verano cuando es el calor el que aprieta.

Las niñas pasan un tiempo eligiendo libros de la sección infantil para hojear, libros ilustrados o con juegos (solapas, desplegables...). Y es que entrar a ese "templo" donde hay tantos libros diferentes y nuevos para los niños es toda una experiencia emocionante para ellos.

Hay quien les lee en la biblioteca, aunque nosotros preferimos que elijan uno o dos cuentos y leerlos ya en casa. Los vídeos de dibujos animados también nos acompañan a casa de vez en cuando (aunque reconozco que se quedan sin ver muchas veces).

Lo de guardar silencio en la biblioteca (o más bien no hacer mucho ruido) puede ser un tema que desanime a algunos padres, pero os aseguro que es cuestión de probar, y ellos enseguida comprenden que es un lugar en el que no se puede hablar en voz alta. Puede que no funcione a la primera, y tal vez haya que salirse más de una vez, pero es cuestión de seguir intentándolo.

Además de todos estos alicientes para visitar la biblioteca con los niños, hemos de tener en cuenta que en la mayoría se organizan sesiones especiales de cuentacuentos u otras actividades el Día del Libro, el Día del Niño... Hay que consultar la agenda.

Los niños disfrutan mucho visitando la biblioteca y llevándose sus cuentos. Son pequeños lectores que además empiezan a ser responsables de cuidar los libros, de llevarlos de vuelta... Y ya sabes, si tú lees, ellos leen. Si tú vas a la biblioteca, deja que te acompañen.

Foto | rochelle hartman en Flickr-CC En Bebés y más | Diez consejos para que los niños odien la lectura, Cinco ideas para que vuestros hijos amen leer, Vamos a leer bien un cuento en voz alta

Temas
Comentarios cerrados
Inicio