Publicidad

La indignante carta de una escuela a los padres quejándose de las actitudes poco masculinas de su hijo

La indignante carta de una escuela a los padres quejándose de las actitudes poco masculinas de su hijo
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

El colegio y el instituto son los lugares en que los niños pasan más tiempo, y son en consecuencia entes socializadores que van modelando a cada niño o niña en base a las normas de cada centro y en base a las normas de cada grupo de iguales, es decir, las que crea cada grupo de niños que se forma a causa del tiempo que pasan juntos.

Esto, que en muchos casos puede ser realmente positivo, en otros es todo lo contrario, y de igual modo que pueden ayudar a un niño a crecer, a hacerse maduro, responsable e integrador, pueden ayudar a otro a sentirse aislado, solo y repudiado, precisamente cuando más necesidad se tiene de ser aceptado y respetado.

Y si no que se lo digan al niño víctima no solo de los alumnos de su escuela, sino también de la dirección, que pensó que el mejor modo de solucionar el conflicto era escribir una carta a los padres para que dejara de tener actitudes poco masculinas.

Al ser poco masculino preocupaba a los demás

La carta la escribió la directora del Colegio del Sol de Buenos Aires. El psiquiatra del niño la colgó en Facebook para denunciar públicamente la categoría moral de dicha persona, e incluso la de los alumnos.

Carta

Sres. padres: su hijo demuestra actitudes para nada masculinas preocupando a sus amigos y compañeros. Le pido por favor que hable con él y lo transforme de una vez por todas en un hombre. Saluda atte: la Dirección.

Al parecer, el modo de ser del muchacho con actitudes poco masculinas preocupa a sus amigos y compañeros, que deben ser muy masculinos. ¿Qué hace un niño muy masculino? Porque no acabo de saber en qué consiste ser muy masculino, un poco masculino o nada masculino. Imagino que se refieren a que el chico hace gestos más habituales en las chichas... pero ¿qué chicas? Porque no todas las chicas hacen los mismos gestos.

Y aunque así fuera, ¿qué problema hay? El miedo a la diferencia, la repulsa y aislamiento que se produce sobre alguien que no es considerado normal hace tanto daño, pero tanto, a aquellos que simplemente quieren, o necesitan ser ellos mismos... ¿de verdad una directora puede creer, o pretender que un niño tiene que transformarse en lo que no es porque se lo digan sus padres, ella o sus compañeros? ¿Dónde está el derecho a ser uno mismo?

Esperemos que ahora no empiecen a enviar cartas a los padres de los niños negros porque los compañeros están muy preocupados porque los ven muy morenitos y hay que blanquearlos, ni a los de los bajitos, para que sean más altos, ni a los de los que hablan mucho, para que hablen menos, ni a los de las niñas, para que se hagan mujeres, ni a los de las mujeres, para que sean más niñas, ni... porque así no acabarán nunca.

En vez de educar a los alumnos preocupados explicándoles por qué no tienen que temer nada, ni sufrir por el niño, sino en todo caso respetarle y ayudarle a, siendo diferente, sentirse uno más, la dirección se presta a descalificar e insultar al niño y rechazarlo por no ser como quieren que sea.

Lamentable que haya colegios que entren en el juego de los maltratadores psicológicos, convirtiéndose en uno de ellos.

Foto | Richard Leeming en Flickr
Vía | Excelsior
En Bebés y más | "Acabar con el bullying comienza en ti": genial campaña contra el acoso escolar, La brillante idea de una profesora para detectar el acoso escolar ¡antes de que se produzca!, 'I am Holly' el conmovedor vídeo contra el acoso escolar que no deja indiferente

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir