Compartir
Publicidad

Tener demasiadas actividades estructuradas podría afectar el funcionamiento ejecutivo de los niños

Tener demasiadas actividades estructuradas podría afectar el funcionamiento ejecutivo de los niños
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Durante los primeros años de vida de nuestros hijos es importante asegurarse que reciban la atención y cuidados necesarios dentro de un ambiente saludable, pues es en éstos años cuando el desarrollo de sus habilidades motoras, sociales, lingüísticas y cognitivas iniciará y comenzará a tomar forma.

Pero esto no quiere decir que debamos saturarlos de actividades, pues de acuerdo con un estudio reciente, si un niño tiene demasiadas actividades estructuradas podría verse afectado el desarrollo de su funcionamiento ejecutivo. Te contamos de qué se trata.

En Bebés y más hemos hablado frecuentemente de este tema: el no sobrecargar a los niños de actividades. Algunos padres consideran que al involucrar a los niños en un sinfín de actividades, ayudarán a estimular e impulsar su desarrollo, pero como en todo, debe haber un equilibrio.

Si bien es sano tener actividades para que los niños vayan comenzando a desarrollarse y enriquecer sus mentes, también es muy sano darles espacio y permitirles que se aburran, pues al hacerlo, les damos tiempo de pensar y de poner a trabajar sus neuronas, estimulando así su creatividad y autonomía.

En el estudio que hoy te comparto, se encontró un motivo más para darle a los niños ese espacio de desarrollo, pues si les damos demasiadas actividades estructuradas, podrían verse afectadas de forma negativa sus funciones ejecutivas.

¿Y qué son las funciones ejecutivas? Son un conjunto de capacidades cognitivas que son necesarias para controlar y autorregular la propia conducta, y que nos ayudan a crear y seguir un plan para llegar a una meta, así como dirigir nuestra conducta y nuestra actividad cognitiva y emocional.

De acuerdo con el estudio, realizado por psicólogos de la Universidad de Colorado y la Universidad de Denver, los niños que pasaban menor tiempo en actividades estructuradas mostraban una mejor y más desarrollada función ejecutiva. Por el contrario, quienes tenían una mayor cantidad de actividades estructuradas, mostraban peores resultados en ciertas métricas, como el trabajar hacia una meta, tomar decisiones y regular su comportamiento.

En el estudio, los investigadores comentan que la función ejecutiva se desarrolla principalmente en la infancia e incluye cualquier proceso mental que nos ayuda a trabajar con base en metas, así como a inhibir pensamientos y sentimientos no deseados.

La función ejecutiva es un indicador temprano del desempeño académico, y de acuerdo con investigaciones previas mencionadas dentro del estudio, podría incluso predecir el éxito o desempeño que tendrán los niños en su vida adulta, pues los niños con niveles más altos de función ejecutiva serían más saludables, así como más estables económica y socialmente a lo largo de toda su vida.

En cuanto al tipo de actividades, los investigadores dividieron las actividades en dos grupos: "actividades estructuradas" y "actividades menos estructuradas". Se considera una actividad estructurada a cualquiera que es supervisada por un adulto, como una clase de música, mientras que las menos estructuradas son aquellas en las que el niño elige qué hacer sin que se lo indiquen (leer, jugar, saltar, colorear, etcétera), incluyendo el juego libre.

Tras realizar diversas pruebas a los niños, en las que se evaluaban habilidades específicas para medir su función ejecutiva, y conocer los resultados del estudio, los investigadores concluyen que cuando los niños están en control de cómo usan su tiempo, sin capaces de tener más práctica en trabajar hacia sus metas y a descifrar por sí solos qué hacer después, en lugar de solamente seguir indicaciones.

Naturalmente y como en muchos estudios, los resultados no deben ser tomados de forma extrema, sino como una guía para comprender mejor cómo es el desarrollo de un niño, y en este caso, encontrar un equilibrio entre las actividades estructuradas y el juego libre.

Foto | iStock
Vía | Education Week

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio