Compartir
Publicidad
No se puede decir más claro: la falta de educación mata
Desarrollo

No se puede decir más claro: la falta de educación mata

Publicidad
Publicidad

Hace una semanas os hablábamos sobre la relación que existía entre el barrio en que vivíamos y el futuro de nuestros hijos en el cuál se relacionaba una mayor expectativa de vida con una educación de calidad. Hoy un nuevo estudio realizado en Estados Unidos viene a avalar esta hipótesis.

Los resultados relacionan directamente la salud del individuo con su nivel de estudios llegando incluso a comparar la falta de estudios con fumar. Así que no lo podemos decir más claro: la falta de educación mata.

87343055

El estudio se basa en una teoría clásica que relaciona el nivel educativo de una persona con su estado de salud. La relación es simple, a mayor nivel de educación las personas tenemos un mayor conocimiento de nuestro entorno, medicamentos, remedios contra enfermedades, sustancias peligrosas, hábitos saludables, etc. Todo esto repercute directamente en nuestro estado de salud. Ahora este estudio publicado en la revista PLOS ONE viene a corroborar la anterior teoría.

Los investigadores analizaron el número de muertes del 2010 de aquellas personas con niveles bajos de educación y los cruzaron con los fallecimientos de aquellas otras con altos niveles, simplemente aplicando el porcentaje de muertes de las segundas al primer grupo saldrían el número de individuos que aún estarían vivos, teoricamente, si su nivel de estudios hubiera sido superior.

Las cifras devueltas por el estudio han dado pie a que muchos investigadores lleguen a comparar los bajos niveles de estudio con las muertes producidas por malos hábitos como el tabaquismo. Es decir, si todos los individuos estudiados hubieran tenido el mismo nivel educativos se hubieran salvado, sólo en el 2010, 145.243 vidas. Aunque hay que tener en cuenta que a pesar de la evidencia, parte de estas asociaciones podrían haber sido casuales, como las muertes accidentales o asesinatos, etc.

"El nivel educativo que una persona alcanza se relaciona con su nivel de alfabetización y su nivel de conocimiento de la salud, y eso está vinculado con sus conductas: a mayor nivel educativo, mejor nutrición, se hace más ejercicio y se consumen menos drogas" comenta Ildefonso Hernández, catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública en la Universidad Miguel Hernández y presidente de SESPAS (Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria)

Otro ejemplo que relaciona educación y salud, lo podemos encontrar en los estudios sobre drogadicción que se realizaron en los años 80 en la que se vio como el virus del SIDA se había extendido más entre aquellos drogadictos con menor niveles de estudios ya que estos eran más propensos a compartir jeringuillas que aquellos con un nivel e estudios mayor.

480942205

Además, las repercusiones sociales de la educación son amplísimas: una mejor formación está ligada a un mejor trabajo, y por tanto, a un mejor salario. De hecho, según cifras de UNICEF, un año extra de educación se traduce en un aumento del 10% en los ingresos de la persona.

Otro efecto de la educación es que nos hace cambiar nuestra actitud frente a la enfermedad, haciendo que seamos más susceptibles de que los tratamientos hagan mayor efecto.

Salud en todas las políticas

Así es como llaman los expertos en salud a la relación directa entre educación y nivel de salud que confirma la importancia de considerar la educación como un elemento básico en las políticas de salud de los países, porque aunque el estudio se ha realizado en Estados Unidos, sería perfectamente aplicable dentro de nuestras fronteras.

"Si queremos hacer una verdadera promoción de la salud, un aspecto clave es la educación", apunta Antoni Trilla, jefe de epidemiología del Hospital Clinic de Barcelona.

Para Hernandez, una política dirigida a paliar las altas tasas de abandono escolar tendría unas repercusiones sociales obvias y unos efectos en la salud extraordinarios. Recordemos que el número de jóvenes que en España abandona los estudios nada más terminar la educación obligatoria es superior al 21%, más del doble que el resto de nuestros vecinos comunitarios.

Un dato para recordar: Según UNICEF si todos los niños del mundo pudieran simplemente aprender a leer hoy, mañana 171 millones de personas habrían dejado atrás la pobreza.

Como veis, no estamos hablando ya de niveles educativos universitarios, simplemente cumplimentando los más básicos podríamos hablar de grandes avances, porque tal como yo he entendido el estudio no es cuestión de saber construir cohetes, simplemente con conocer como funciona nuestro cuerpo, como nos infectamos, las medidas básicas de higiene, el acceso a la sanidad y desterrar tratamientos basados unicamente en supercherías bastaría para aumentar sustancialmente nuestra esperanza de vida, así como su calidad.

Vía | el mundo
En Bebés y Más | Si te trasladas a un barrio mejor, ¿mejorará el futuro de tus hijos?, Unicef propone un Pacto de Estado por la Infancia en España, ¿te sumas?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos