Compartir
Publicidad

El método de la rana para ayudar a la relajación y a mejorar la atención en los niños

El método de la rana para ayudar a la relajación y a mejorar la atención en los niños
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los niños hoy en día tienen un ritmo de vida frenético, y así como los adultos necesitamos actividades para bajar las revoluciones y desconectar, los pequeños también.

Os contamos en qué consiste el método de la rana, un método de meditación creado especialmente para los niños pequeños por la terapeuta holandesa Eline Snel, autora del best seller 'Tranquilos y atentos como una rana', editado por Kairós. Podéis ponerlo en práctica en casa con vuestros hijos para ayudarlos a relajarse y mejorar la atención, ideal para cuando los niños están inquietos o se distraen con facilidad.

Entrenando la atención

Su libro 'Tranquilos y atentos como una rana' es un best seller que ha sido publicado en más de 40 países y en 20 idiomas diferentes, y es una referencia en el mundo del mindfulness para niños. En algunos colegios ya lo ponen práctica para conseguir que los pequeños estén más atentos y tranquilos.

La idea de escribirlo surgió a raíz de los problemas de sueño de su hija pequeña, que le decía que no podía dormirse porque aunque se encontraba cansada, su mente no desconectaba.

Sus mentes están cargadas de estímulos, tiene demasiadas obligaciones, el colegio, las actividades extraesolares, los deberes, lo que a menudo hace que les cueste relajarse y estar un rato sin hacer nada. Pueden presentar problemas para concentrarse e incluso para conciliar el sueño por las noches, aunque sus cuerpos estén cansados.

Eline propone ejercicios de respiración y relajación para niños centrándose en la atención. De esta forma, los niños entrenan la atención de forma lúdica, tomando conciencia de si su mente está en calma o no. A lo largo de su experiencia ha podido comprobar los beneficios de su programa:

  • Ayuda a mejorar la atención

  • Ayuda a reducir la ansiedad y el estrés en niños

  • Favorece la relajación y el descanso

  • Reduce el comportamiento impulsivo

  • Favorece el autoconocimiento y la autoconfianza

  • Favorece la comunicación entre los niños

  • Favorece el aprendizaje

El símbolo de rana tiene su razón de ser, ya que es es fácil seguir la respiración de las ranas y son capaces de quedarse quietas durante mucho tiempo, pero siempre atentas a su entorno. Solo se mueve cuando es necesario dando un gran salto, dando a entender que podemos estar muy quietos pero nuestros pensamientos pueden dar grandes saltos.

Poniéndolo en práctica

En niños pequeños, los ejercicios de atención se realizan en sesiones de entre 3 y 10 minutos. Si son muy pequeños es preferible no superar los cinco minutos.

El método consta de un programa de 8 a 10 semanas, está pensado niños y niñas de 5 a 19 años, con un manual de actividades y meditaciones acordes a cada grupo de edad.

Pero también podemos ponerlo en práctica en casa. En el libro podemos encontrar un programa con ejercicios, respiraciones y actividades para hacer en casa con peques de 5 a 12 años, acompañado de un CD con once meditaciones guiadas.

Son ejercicios sencillos pensados para los más pequeños. Entre los que propone encontramos por ejemplo "El botón de pausa", que pueden pulsar en el momento que deseen o "Un lugar seguro", que los niños pueden visualizar un lugar en el que se sienten seguros y tranquilos, y situarse allí cuando lo necesiten.

El ejercicio de la ranita

Para iniciar a los niños el mundo del mindfulness, podéis comenzar por este sencillo ejercicio. Sentados cómodamente en una silla o en el suelo con un cojín, con la espalda recta y relajada y los pies apoyados sobre el suelo. Pueden cerrar los ojos o entornarlos.

"Una rana se sienta muy quieta mientras observa lo que pasa. Si te sientas como una rana solo te mueves para lo que realmente necesitas. La rana está sentada quieta, inmóvil, y cuando respira su barriguita se abulta un poco y después se hunde de nuevo. Ella se da cuenta de todo lo que pasa a su alrededor, pero no reacciona. Sigue sentada tranquila y atenta".

"Imagina que eres una rana y estás sentado igual que ella. Tu cuerpo está quieto, tu cabeza está quieta, tu boca está quieta, tus ojos están quietos, tus brazos están quietos, tus manos están quietas. Si se mueve algo de tu cuerpo no pasa nada, solamente nos damos cuenta de que se mueve. También te tienes que dar cuenta que si respiras, de que se mueve tu cuerpo, se mueve tu tripa. Pon las manitas en tu tripa y respira e inspira. Ahora también puedes fijarte en la respiración en tu nariz. Pon tus manitas en tu nariz. Y respiramos e inspiramos. Es importante imitar a una rana para que estés atento y tranquilo como ella”.

Si deseas conocer más a fondo el trabajo de Eline Snel, aquí te dejamos una entrevista para la iniciativa 'Aprendemos Juntos':

Si tienes hijos adolescentes, te recomendamos 'Respirad' el segundo libro de Eline Snel, un libro sobre mindfulness para padres con hijos adolescentes, que incluye meditaciones en audio para los padres y ejercicios para los hijos.

En Bebés y más | Cinco libros para niños inquietos

Tranquilos y atentos como una rana. La meditación para niños...Con sus padres (Psicología)

Tranquilos y atentos como una rana. La meditación para niños...Con sus padres (Psicología)

Respirad (Psicología)

Respirad (Psicología)

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio