Compartir
Publicidad

Hijos, hermanos, amigos: ser conscientes de sus diferentes roles beneficia el desarrollo de habilidades cognitivas en los niños

Hijos, hermanos, amigos: ser conscientes de sus diferentes roles beneficia el desarrollo de habilidades cognitivas en los niños
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A lo largo de nuestra vida, vamos ejerciendo diferentes papeles según la etapa en la que nos encontremos. Primero somos hijos, después podemos ser hermanos, luego nos convertimos en amigos y vecinos, y muchos años después, también podemos ser padres.

Cada uno de estos roles, conlleva responsabilidades o funciones diferentes, que con el paso del tiempo vamos comprendiendo y desempeñando. Pero ser conscientes de esto, además de estar relacionado con la forma en la que convivimos con otros, podría tener otros beneficios.

De acuerdo con un estudio reciente, ser conscientes de los diferentes roles que desempeñan en su familia y la sociedad, ayuda a mejorar el desarrollo de habilidades cognitivas en los niños.

Publicado en la revista Developmental Science, el estudio analizó si el hacer conscientes a los niños de sus multifacéticas identidades y verse a sí mismos desde múltiples ángulos, ayudaría a promover el pensamiento flexible y la resolución de problemas.

¿Y que es el pensamiento flexible? Como su nombre lo dice, el pensamiento flexible es la capacidad de pensar las cosas de una forma diferente. Este pensamiento, es el que nos facilita la resolución de problemas y nos ayuda a cambiar nuestro plan de acción cuando algo imprevisto o inconveniente se presenta.

El pensamiento flexible, forma parte del funcionamiento ejecutivo, que es un conjunto de capacidades cognitivas necesarias para controlar y autorregular la propia conducta, y que nos ayudan a crear y seguir un plan para llegar a una meta, así como dirigir nuestra conducta y nuestra actividad cognitiva y emocional.

El estudio contó con la participación de 196 niños de 6 y 7 años de edad, y se dividió en tres experimentos y a cada uno se les recordó algo diferente: a uno sus múltiples identidades (como hijo, hermano, amigo, vecino), a otro sus múltiples atributos físicos (como boca, brazos y piernas), y a otro, las múltiples identidades, pero de otros niños, no las propias.

De acuerdo con los resultados de los tres experimentos, los niños que fueron recordados acerca de sus diversas identidades demostraron tener mejores habilidades para la resolución de problemas y el pensamiento creativo, ya que mostraban más opciones y mayor diversidad de respuestas cuando se les planteaban situaciones que necesitaban una solución

También, mostraron un mayor pensamiento flexible acerca de agrupaciones sociales. Por ejemplo, al pedirles que categorizaran fotografías de diferentes rostros, los niños de los experimentos donde no se les recordaban sus diversas identidades, se limitaron a separarlos por color de piel y género, mientras que los niños que sí eran conscientes de sus identidades, incluyeron esas y también los agrupaban de acuerdo a sus emociones y a sus edades.

Los investigadores comentan que algo tan simple como pensar en la identidad propia desde los diferentes ángulos y papeles que la definen, podría entonces ayudar a reducir el pensamiento rígido, lo que resulta ser muy útil para su relación con otras personas, en una sociedad que cada día es más diversa.

En conclusión, ayudar a que los niños sean conscientes de que tienen más de una identidad, ayudaría a desarrollar habilidades de pensamiento flexible y resolución de problemas, algo que sin duda alguna será de utilidad toda su vida.

Foto | iStock
Vía | Eurekalert

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio