Compartir
Publicidad

¿Cuánto ve el bebé? Desarrollo visual del niño

¿Cuánto ve el bebé? Desarrollo visual del niño
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La visión de los niños se va desarrollando de forma progresiva a lo largo del tiempo y no será hasta los siete u ocho años aproximadamente cuando la vista se desarrolle por completo. Pero es que incluso dentro del útero, la vista empieza a funcionar y el feto ùede reaccionar ante una luz intensa aplicada directamente en la barriga de la madre.

El bebé al nacer no tiene su sistema visual plenamente desarrollado y de hecho no ve prácticamente nada. Posee un sistema inmaduro que se irá desarrollando a medida que la corteza cerebral reciba estímulos apropiados y más o menos simétricos de ambos ojos.

Desde el parto y durante la primera infancia se irán generando cambios cualitativos y cuantitativos en casi todas las estructuras oculares, más acusados en los primeros años de la vida. Es decir, muchas características oculares del recién nacido y del niño son muy diferentes del ojo del adulto.

Pasos en el primer año de desarrollo visual

Los principales hitos del desarrollo visual en los niños a los largo de los doce primeros meses son:

  • Distingue siluetas apenas entre los 20-30 centímetros y solo ve sombras, probablemente en blanco, gris y negro.

  • Parpadea ante una luz brillante (pocos días tras el nacimiento).

  • Intenta evitar objetos que se acercan a su cara (tres semanas).

  • Contacto directo (fijo) con la madre (hacia las 4-6 semanas).

  • Interés por objetos brillantes y puntos luminosos (hacia los dos meses).

  • Entre los dos y tres meses empieza a distinguir colores, especialmente el rojo que contrasta con otros. Empieza a desarrollarse el alineamento ocular, aunque este no estará completamente desarrollado hasta los seis meses.

  • A los cuatro meses aprende a mover sus ojos con independencia de la cabeza, sigue los objetos que movemos delante de ellos. Perciben más variedad de colores. Empieza a enfocar mejor. Reconoce cada vez más rostros.

  • Entre los cinco-seis meses se van coordinando los movimientos oculares y los de las manos, puede coger juguetes...

  • Los movimientos oculares no conjugados que hacen que crucen los ojos y se pongan bizcos suelen desaparecer alrededor de los cuatro meses, es un fenómeno normal relacionado con la inmadurez del sentido visual,porque los bebés pequeños no ven bien de lejos y sucede al intentar enfocar.

  • A los seis meses el bebé puede fusionar las dos imágenes retinianas de un objeto obteniendo una visión binocular única y en en tres dimensiones, lo que quiere decir que ya podría calcular a qué distancia se encuentra cada objeto en el entorno. Si a esta edad sigue bizqueando, conviene ir al pediatra.

  • Al año el cálculo de distancias es eficaz y ha mejorado considerablemente la coordinación entre los ojos y las manos y el cuerpo. A esta edad también se han desarrollado destrezas como la memoria visual y la discriminación visual.

Niña en el oculista

Grandes cambios que hay que vigilar

Si ponemos cifras a lo que ve el bebé, tendríamos más o menos que al mes su capacidad visual respecto a la de un adulto es de un 5%; a los dos-cuatro meses el 20%; al año ve el 30%-40% de un adulto, sobre el 50% a los tres años... No será hasta unos cuantos años más tarde, sobre los siete-ocho años de edad, cuando alcance el 100% de la capacidad.

El conocido como "periodo crítico del desarrollo visual" sucede entre los dos y tres meses, por eso es importante realizar a esta edad una evaluación clínica de los atributos visuales por parte del pediatra.

Cualquier alteración que suceda durante el período de maduración puede dejar secuelas, como incapacidades visuales permanentes. Y esas alteraciones pueden pasar desapercibidas.

Por eso, no dejes pasar las revisiones del niño, y si notas que alguno de los "hitos" que hemos mencionado anteriormente no se van cumpliendo en tu bebé, consulta al pediatra. Es importante diagnosticar y tratar a tiempo estos problemas. Por eso hemos de estar atentos a cualquier síntoma que pueda indicar problemas en la vista.

En definitiva, desde que el bebé está en el vientre materno y hasta los siete u ocho años está desarrollando la vista en un proceso complejo pero natural. La capacidad visual del niño va creciendo paulatinamente y, aunque muchos factores influirán para que su vista esté perfecta o no, lo importante es estar pendientes de cómo ve nuestro hijo para, en la medida de lo posible, facilitar ese completo desarrollo.

Fotos | Thinkstock
En Bebés y más | La estimulación del bebé comienza en el vientre materno, Dolores de cabeza frecuentes en los niños: pueden ser de origen visual, Menos revisiones oculares, más problemas de visión en los niños

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio