Cinco consejos importantes a la hora de elegir productos de higiene y aseo para tu bebé

Cinco consejos importantes a la hora de elegir productos de higiene y aseo para tu bebé
Sin comentarios

Sabemos que la piel del bebé es extremadamente delicada, pues no dispone de los mismos mecanismos de protección y defensa que la piel de un adulto. Por eso necesita de unos cuidados muy específicos, tanto a la hora de escoger su ropita para vestirle, como en el momento de salir a la calle y, por supuesto, de asearle.

Sin embargo, debido a la amplia variedad de productos de higiene y aseo infantil que encontramos en el mercado, es fácil que los padres lleguen a sentirse abrumados y no sepan cuál de todos ellos es el mejor para cuidar la piel de su bebé.

Para facilitar la tarea, la marca de toallitas WaterWipes y el equipo de matronas 'Mujeres sabias' han compartido con nosotros una serie de consejos a tener en cuenta a la hora de seleccionar los productos de higiene más adecuados para cuidar la piel del bebé.

La piel del bebé es diferente a la nuestra

La piel del recién nacido es extremadamente sensible, pues a diferencia de la de los adultos, no tiene las defensas suficientes para hacer frente a las agresiones externas. Es decir, la función de barrera protectora que de por sí tiene la piel, es menos eficaz en el caso de los bebés.

Por ello, es esencial elegir productos que sean delicados con su piel, prestando atención también a la estación del año en la que nos encontremos, pues los cuidados que requiere la piel del bebé en época de frío serán diferentes a los cuidados en verano.

Opta siempre por productos con una composición sencilla

aseo del bebé

Otro de los consejos que nos dan los expertos es que a la hora de seleccionar productos de aseo e higiene, como cremas, toallitas o jabones, nos decantemos por los más sencillos en cuanto a composición se refiere. En este sentido, es recomendable huir de ingredientes y sustancias químicas que no solo resultan agresivas con la piel del bebé, sino que pueden provocar una reacción alérgica.

Evita conservantes y perfumes

Atendiendo a la recomendación anterior, los expertos aconsejan prestar especial cuidado a los agentes conservantes y los perfumes que incluyen algunos productos de higiene y aseo para el bebé, pues son los componentes que más alergias causan en los niños pequeños.

De igual modo, a la hora de lavar su ropita, debemos hacerlo por separado durante los primeros meses, utilizar jabón neutro y huir de suavizantes y perfumes que podrían resultar agresivos para su delicada piel.

Trata la piel del bebé como si fuera atópica

piel del bebé

La dermatitis atópica es una enfermedad inflamatoria de la piel que afecta aproximadamente al 20 por ciento de los niños menores de seis años, incidencia que ha aumentado notablemente en los países desarrollados en los últimos años. Los bebés y niños que la sufren necesitan una serie de cuidados para nutrir correctamente su piel y minimizar los riesgos de aparición de brotes

Aunque no todos los bebés tienen piel atópica, los expertos aconsejan tratar inicialmente al bebé como si la tuviera, comprando productos acordes a estas necesidades, cuya composición resulta más sensible y respetuosa con la piel. De esta forma, evitaremos posibles afecciones dermatológicas.

El olor a bebé es siempre el mejor olor

En el mercado existe una amplia gama de colonias para bebés, pero por muy dulces y delicados que sean sus perfumes, jamás sustituirán al maravilloso, único y adictivo olor natural que tiene la piel del bebé.

Hay madres que lo comparan con el aroma a vainilla, a galleta, a pan recién hecho... e incluso con el de la leche materna. Pero más allá de los recuerdos que a cada una nos evoque, se ha demostrado científicamente que el olor natural del bebé cumple con la función de establecer una relación química con su madre, de manera que esta sienta la necesidad biológica de brindarle protección y alimento.

El olor a bebé produce en las madres un efecto de absoluto enamoramiento. Esto favorece la producción de oxitocina, que ayudará a sobrellevar el postparto, fortalecerá el vínculo y favorecerá la lactancia materna.

Por el mismo motivo también se recomienda que en los primeros meses de vida del bebé, la madre no utilice colonias o perfumes que añadan artificios al olor natural de su piel. Y es que para el bebé, poder oler a su madre sin la interferencia de perfumes, facilitará su amamantamiento y le proporciona confort y seguridad.

Fotos | iStock

Vía | WaterWipes

En Bebés y Más | Los bebés no nacen sucios: el primer baño puede esperar

Temas
Inicio