Compartir
Publicidad
Publicidad

Recetas frescas para niños: legumbres

Recetas frescas para niños: legumbres
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Seguimos con nuestras recetas frescas dentro del Especial Verano con niños en Bebés y más. Hoy le toca el turno a las riquísimas legumbres.

Las legumbres son un alimento que no debería faltar en la dieta de los niños y que, aunque haga calor, deberíamos seguir presentándoles con preparaciones adecuadas para el verano. Pese a ello suele suceder que dejamos de ofrecerlas pues las típicas recetas de chuchara no apetecen tanto en esta época.

La riqueza nutricional de las legumbres no cambia en verano. Las proteínas, hidratos, minerales y vitaminas, además de la fibra, sumado a la ausencia de colesterol las siguen convirtiendo en un alimento fundamental y para ayudaros a mantenerlas en la mesa todo el año os ofrecemos estas recetas frescas de legumbres para los niños.

Vamos a ofreceros algunas ideas de entrantes y segundos platos basados en las legumbres, muy apropiados para el verano y que resultan deliciosos y sencillos. Os gustarán estos platos frescos con legumbres.

paté de alubias blancas y piñones

Paté de alubias blancas y piñones

Una forma de presentar las legumbres son los patés. Además del tradicional hummus de garbanzos podemos usar las alubias o las lentejas para lograr preparaciones cremosas y llenas de sabor.

El paté de alubias blancas y piñones suele encantarle a los niños y podemos hacer infintas combinaciones sobre esta idea, aunque la original es rica de verdad y viene cargada de proteínas, minerales y grasas buenas.

Usaremos unos 200 gramos de alubias blancas cocidas, aceite de oliva (cuaro cucharadas), cuatro cucharadas de piñones y semillas de sésamo, condimentándolo todo con sal y perejil. Todos los ingredientes se ponen juntos en la batidora e iremos añadiendo el aceite poco a poco mientras batimos, para que la crema emulsione. Luego, para servirla, la adornaremos con unas semillas de sésamo y piñones por encima.

Se debe tomar fría y se puede untar sobre cualquier tipo de pan o colines, mejor como entrante. Riquísima.

Paté de lentejas y champiñones

Esta variante de lentejas con champiñones de los paté de legumbres es especialmente sabrosa y la combinación de estos dos sabores intensos es extraordinaria, manteniéndolos vivos pero suavizándose con el contraste. Se toma con pan, para picotear, y es un excelente aperitivo tan sabroso como nutritivo. Irresistible.

Las lentejas, unos 200 gramos, deben estar previamente remojadas y hervidas. Una vez bien escurridas las mezclaremos en la batidora con un poco de cebolla caramelizada, unos champiñones salteados, orégano y una pizca de queso rallado.

La pasta debe quedar firme, no necesariamente convertida en una crema, sino con algún trocito para darle contraste. Se sirve como apetitivo, adornada con perejil y queso rallado. Se puede extender sobre tostas y también queda riquísima con nachos.

hamburguesa de lenteja

Hamburguesas de lentejas

Otra forma deliciosa de preparar las legumbres son las hamburguesas vegetales, un plato muy versátil pero como extendido en la cocina española. Una de las recetas que más nos gustan en casa son las hamburguesas de lentejas.

Tomaremos unos 200 gramos de lentejas crudas y las dejaremos en remojo por lo menos cinco horas. Escurridas, las trituraremos en el procesador de alimentos todo lo posible añadiendo un diente de ajo, media cebolleta, una zanahoria cruda, un huevo, perejil, sal y la harina necesaria para que la textura sea la adecuada para conseguir hacer las hamburguesas y que no se desmenucen al hacerlas, es decir, bastante dura y pastosa.

Pasándolas por pan rallado, mejor si es del que lleva ajo y perejil, las freiremos en abundante aceite caliente, pero no humeante y las serviremos acompañadas de una buena ensalada o de unas patatas fritas incluso.

Salpición de legumbres

Otra manera de comer legumbres en verano son las ensaladas que mezclan normalmente las judías con vegetales crudos, pero también podemos prepararlas como un salpicón y mezclar garbanzos, judías blancas y pintas además de lentejas, adornarlas con tomatitos de varios colores, huevo cocido, palitos de cangrejo, atún, pimiento rojo y verde aderezando con una vinagreta suave o sencillamente con aceite y sal. El sabor de las legumbres complementará muy bien con los vegetales y conseguiremos un plato que entra por los ojos.

Con estas ideas esperamos que podáis mantener la sanísima costumbre de comer legumbres todo el año, incluso cuando el calor es más fuerte.

Pero, con esto no hemos terminado todavía con nuestras recetas frescas en el Especial Verano con Niños de Bebés y más. El viernes, más platos llenos de sabor.

En Bebés y más | Comer legumbres en verano, Las legumbres en la alimentación infantil: el garbanzo, las lentejas, las judías.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos