Compartir
Publicidad

Los deberes para las vacaciones de verano que todos los niños querrán hacer

Los deberes para las vacaciones de verano que todos los niños querrán hacer
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las vacaciones de verano son para disfrutarlas al máximo, y para olvidarse de los deberes escolares durante una temporada. Los niños merecen descansar, y necesitan libertad para seguir aprendiendo a través del juego y del propio descubrimiento.

Y esto es algo que también piensa "el profe Manolo", un profesor de tercero de primaria que ha mandado a sus alumnos una particular lista de tareas; todas ellas curiosas, divertidas y muy educativas. ¡Así da gusto hacer deberes en verano!

La lista de tareas fue compartida en su cuenta de Facebook por María Carmona Rubio, madre de uno de los alumnos que este profesor ha tenido durante el curso.

En el papel que entregó a sus alumnos de tercero de primaria el último día de colegio, el profesor recomienda realizar al menos la mitad de estas inspiradoras tareas:

  • Ver amanecer

  • Aprender a jugar a un juego de cartas o de mesa que desconocías

  • Llamar o mandarle un mensaje a tres compañeros/as de clase

  • Ver una película en familia

  • Hacer una limonada casera y tomarla bien fresquita

  • Mirar las estrellas un buen rato

  • Hacer helados o polos caseros

  • Cuidar una planta

  • Comer una fruta o verdura recién cogida

  • Acostarte una noche muy tarde

  • Tirarte a la piscina y salpicar todo lo que puedas

  • Hacer un picnic en la playa o en el campo

  • Hacer un collar o una pulsera para ti

  • Ver fuegos artificiales

  • Visitar un museo o una exposición

  • Diviértete con globos de agua

  • Visitar una ciudad o un pueblo que no conozcas

  • Mirar las nubes y ponerles forma

  • Disfruta de tus amigos/as y familiares

  • Haz deporte, canta, baila y juega

  • Quiérete, cree en ti, cuídate

  • Disfrázate

  • Caminar un buen rato sin zapatos

  • Construir un castillo de arena legendario

  • Hacer una ruta en bici patinando

  • Escribir y mandar una postal

  • Recoger conchas en la playa

  • No tirar nunca la basura al suelo, en la playa o en el campo

  • Leer dos libros y algunos cómics

  • Aprender a cocinar algún plato con algún adulto

  • Lanzarte por un tobogán en el que nunca habías estado

  • Aprender a hacer algo nuevo

  • Comer brochetas de fruta

  • Reírte hasta que te duelan las mejillas

  • Dar todos los días al menos tres abrazos

  • Pintar y decorar piedras

  • Visitar una biblioteca

  • Escribir una historia o un cuento

  • Aprender tres chistes nuevos

  • Ver una puesta de sol

  • Construye una cabaña o un fuerte

  • Decir te quiero mirando a los ojos

  • Vuela una cometa

  • Ocuparse de al menos dos tareas del hogar

  • Hacer dos amigos/as nuevos

La importancia de aprender jugando

Muchas de estas tareas son una oportunidad maravillosa para que los niños continuen aprendiendo y reforzando los contenidos que han visto durante el curso. Pero lo harán de forma lúdica y divertida, mientras juegan y en compañía de su familia.

  • De este modo, tareas como "ver una puesta de sol" o "ver amanecer" son el reclamo perfecto para repasar con los peques el movimiento de rotación de la tierra.

  • "Llamar o mandar un mensaje a los amigos", "escribir una historia o un cuento" o "escribir o mandar una postal", son tareas divertidas que ayudarán a los niños a ampliar su léxico, a repasar la escritura y la ortografía y a desarrollar habilidades comunicativas.

  • Otros deberes como "hacer helados o polos caseros" les servirá para observar y valorar el cambio de estado de la materia. Y, en general, todo lo que sea elaborar recetas o ayudar en la cocina es la excusa perfecta para volver a repasar las medidas de peso y capacidad, y para inculcarles la importancia de una nutrición saludable.

Tareas Verano
  • De las tareas relacionadas con la naturaleza los niños también pueden aprender grandes lecciones, como la clasificación de animales y plantas, la observación de todos sus detalles, ver cómo crecen y se desarrollan, el contacto físico con el medio que nos rodea, y aprender a amar, respetar y cuidar el medio ambiente.

  • Y no olvidemos la importancia de fomentar actividades relacionadas con la creatividad y la imaginación, como "hacer un castillo de arena", "pintar y decorar piedras", "disfrazarse", "construir una cabaña", "hacer un collar"... Los niños pasarán un rato estupendo mientras desarrollan su capacidad de inventiva e ingenio.

  • Otras tareas de este genial profesor, tales como "aprender a jugar a un juego de cartas o de mesa que desconocías" o "memorizar tres chistes" son fabulosas para entrenar la memoria y desarrollar el ingenio, al tiempo que compartimos un divertido rato en familia (¡con todos los beneficios que esto implica!).

  • Y también hay cabida en verano para que los niños disfruten del arte y la cultura, conozcan nuestros paisajes, nuestra geografía y los pueblos que nos rodean. ¡Cuántas grandes lecciones pueden aprender "visitando un museo o una exposición" o planeando una excursión a una ciudad o un pueblo que no conozcan.

Podríamos seguir poniendo más ejemplos, y es que realmente estas tareas que a simple vista pueden parecer banales, esconden grandes y magistrales lecciones que los niños no olvidarán.

Y todo ello, salpicado con la práctica de ejercicio físico, juegos al aire libre, desarrollo de su autonomía y, sobre todo, tiempo de calidad con la familia y los amigos. ¡Feliz verano a todos los peques!

En Bebés y Más El verano no es para hacer deberes, los niños merecen descansar y aprender en libertad, Deberes para el verano: las inspiradoras tareas de un profesor italiano que todos deberíamos hacer, Maneras divertidas de aprender jugando en verano (sin hacer deberes)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio