Publicidad

La búsqueda de huevos de Pascua, una actividad divertida para hacer con niños esta Semana Santa

La búsqueda de huevos de Pascua, una actividad divertida para hacer con niños esta Semana Santa
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Aunque en nuestro país no sea una tradición especialmente arraigada, buscar huevos de Pascua con los más pequeños puede ser una actividad muy divertida para realizar en casa esta Semana Santa. Consiste en encontrar los huevos de chocolate que el travieso conejo de Pascua ha ido escondiendo, y después disfrutar de la colecta todos juntos.

Si quieres hacer este divertido juego con tus hijos pero no sabes por donde empezar, te vamos a dar algunas ideas que te ayudarán a organizarlo y a convertir el momento en un recuerdo inolvidable de estas vacaciones. ¡Seguro que os los pasáis en grande!

Prepara y esconde los huevos de Pascua

Lo primero que debes hacer es preparar los huevos de Pascua que el conejo esconderá por toda la casa. Y quien dice "huevos de Pascua" dice también bombones, chocolatinas, dulces o simplemente huevos decorativos que podéis diseñar juntos a modo a de manualidad antes de comenzar a jugar.

Cuando tus niños no te vean, esconde los huevos de Pascua por todos los rincones de la casa que se te ocurran. El grado de dificultad del escondite debes elegirlo en función de la edad de tus hijos, pues cuanto más pequeños sean menos capacidad tendrán de buscar en según qué sitios, por lo que puede ser frustrante para ellos no encontrar nada.

Algunos escondites podrían ser: pegarlo debajo de una silla con ayuda de cinta adhesiva, colocarlo dentro de la bañera, en una estantería camuflado detrás de unos libros, dentro del microondas, dentro de un armario o en un cajón, en el interior de un zapato, detrás de la televisión, oculto en una maceta de flores, dentro de una papelera, debajo de un cojín o una almohada...

Recuerda que todos los escondites deben ser fácilmente accesibles para los niños, y su búsqueda no puede suponer ningún riesgo para ellos (por ejemplo, evitar el alféizar de la ventana, librerías o sitios altos, rincones o huecos estrechos...)

Si tienes niños de varias edades también puedes buscar escondites diferentes según sus edades, de manera que los niños mayores no interfieran en la búsqueda de los huevos de Pascua de los niños más pequeños. Otra opción es utilizar colores diferentes, iniciales o marcas para que cada uno de los niños busque exclusivamente los que le correspondan.

Inventa pistas divertidas e ingeniosas

Una vez hayas escondido todo el botín toca poner a prueba tu ingenio, preparando pistas divertidas que vayan conduciendo a los niños hasta cada uno de los huevos escondidos. Recuerda adaptar las pistas al nivel de entendimiento y razonamiento del niño.

Otra idea podría ser preparar una especie de mapa del tesoro, marcando aquellos puntos en los que están escondidos los huevos. En el caso de tratarse de niños muy pequeños, las pistas podrían ser dibujos o fotografías del lugar en el que están escondidos.

Par los niños más mayores, las pistas pueden consistir en acertijos, jeroglíficos, juegos de palabras o incluso conceptos que simbolicen el sitio en el que está escondido el huevo (por ejemplo, "la jungla", podría hacer referencia a una maceta, "pompas de jabón" a la bañera...)

¿Y si añadimos un reto?

huevos de pascua

Si quieres aumentar la diversión y alargar la búsqueda de los huevos de Pascua, prueba a preceder cada pista de un reto que el niño deberá cumplir si quiere obtener datos sobre la ubicación del siguiente tesoro.

Algunos retos divertidos que podemos plantear al niño son:

  • Salta a la pata coja mientras te tocas la nariz con el dedo índice
  • Tápate los ojos y averigua por el olor de qué se trata (limón, naranja, pimienta, orégano, jabón...)
  • Imita el sonido de un animal
  • Mantente sobre una pierna durante 25 segundos, sin tocar ni apoyarte en nada
  • Haz diez flexiones
  • Conviértete en estatua durante diez segundos
  • Tararea el estribillo de una canción empleando solo la vocal "a"...

En definitiva, se trata de pasar un rato muy divertido entre risas e ideas creativas que a los niños les encantará llevar a cabo.

Cuando la búsqueda haya concluido y tus hijos hayan conseguido reunir todos los huevos de Pascua, podéis celebrarlo con un divertido baile en familia y una foto del momento que os sirva para recordar esta búsqueda casera tan especial. ¡Feliz Pascua!

Más actividades para hacer con niños en Semana Santa

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios