Síguenos

espera_bebe.jpg

Existen muchas cuestiones sobre la incompatibilidad del Rh sanguíneo, aunque apenas causan problemas hoy en día, este problema suscita muchas inquietudes. La primera pregunta de la cual debemos conocer la respuesta es, ¿qué es el Rh de la sangre?

El Rh de la sangre es determinado por un antígeno que se encuentra en la superficie de los hematíes o también conocidos como glóbulos rojos. Éstos son el tipo más común de células que se encuentran en la sangre y que son la principal fuente para transportar el oxígeno necesario para nuestro organismo. Nosotros somos Rh positivo si el antígeno se encuentra en nuestra sangre y Rh negativo si no lo tenemos.

Para ser más concretos, existen más de 40 antígenos conocidos que forman parte del sistema Rh. El antígeno es una sustancia proteica que determinadas personas poseen en la corteza de sus glóbulos rojos.

La mayoría de la población mundial posee este antígeno, lo que hace que sean Rh positivos, según los expertos, un porcentaje de un 22 % de la población mundial no poseen este antígeno, con lo cual tienen un grupo sanguíneo Rh negativo.

El Rh sea positivo o negativo, sólo influye en nuestra vida en dos cosas, si existe embarazo o hay necesidad de una transfusión. Dependiendo del tipo de Rh que poseamos, nuestro organismo aceptará o rechazará una transfusión. En el embarazo, el Rh no es un problema para la madre pero si lo puede ser para el hijo debido a ese antígeno.

El Rh del padre influye cuando es positivo y el de la madre es negativo, entonces el bebé tiene 2/3 de posibilidades de heredar el Rh positivo que aporta el padre. Cuando esto ocurre y siempre que se trate del primer embarazo, que es cuando la madre aún no ha entrado en contacto con sangre Rh positiva, no hay riesgos para el bebé, pero como habrá habido sensibilización durante el transcurso de este primer embarazo, al esperar al segundo hijo sí puede haber problemas si el bebé también es Rh positivo. Si por el contrario, en este segundo embarazo el bebé hereda el grupo sanguíneo de la madre no existirá problema alguno.

Si durante el segundo embarazo, el Rh del bebé es positivo (recordemos que el de la madre es negativo), existe la posibilidad de que la sangre del bebé penetre en el flujo sanguíneo de la madre cuando se corta el cordón umbilical durante el parto, ese mínimo contacto, puede hacer que la madre se sensibilice y empiece a producir anticuerpos, ya que el organismo de la madre considera la sangre del bebé como algo peligroso.

Según los expertos cuando ambos progenitores son Rh positivo los bebés no tendrán ningun problema, tampoco si la madre es Rh positivo y el padre Rh negativo, tanto en el primer embarazo como en los siguientes.

Cuando ambos progenitores tienen el grupo sanguíneo negativo no existirá tampoco ningún problema, sólo existirá un posible problema cuando la madre sea Rh negativo y el padre Rh positivo y siempre a partir del segundo embarazo.

Más información | Maco Pharma
Más información | Umm
Más información | Shands
En Bebés y más | Incompatibilidad de Rh y Test de Coomb
En Bebés y más | El peligro de la incompatibilidad Rh

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

29 comentarios