Síguenos

Varicela en niños

La varicela es esa enfermedad que a muchos nos suena como muy lejana, porque la mayoría la pasamos cuando éramos pequeños, que de repente vuelve a la palestra y se hace de nuevo cotidiana al tener hijos.

En ese momento volvemos a preocuparnos por ella y por los niños que la tienen, ante el riesgo de que nuestros hijos se contagien de ella. Es una enfermedad relativamente benigna, aunque en ocasiones puede llegar a complicarse. Como muchas personas tienen dudas acerca de la enfermedad y el tratamiento, pese a ser una enfermedad (requete)conocida, vamos a ofreceros hoy esta entrada con todo lo que hay que saber sobre la varicela.

Qué es la varicela

La varicela es una enfermedad ocasionada por un virus llamado varicela-zóster, muy frecuente en la infancia, muy conocida por ser la causante de plagar la piel de nuestros pequeños de lesiones en forma de pequeñas ampollas o vesículas.

La frecuencia de las complicaciones no es elevada, pero tampoco se puede decir que sea mínima, pues pueden aparecer hasta en un 15% de los casos (1,5 niños de cada 10, para hacerlo más visible).

Como muchos ya sabréis, la mayor parte de personas afectadas son los niños. De hecho, cerca del 87% de las infecciones se dan en niños menores de 15 años, que ya es, dentro de lo malo, lo deseable, porque cuanto mayor es una persona mayores son las complicaciones que pueden derivarse de la enfermedad.

Para evitar esto, de hecho, la mayoría de países han incluido la vacuna en el calendario vacunal a los 12 años. Si para ese momento un niño no ha pasado la varicela, se le vacuna para evitar que la pase siendo adulto (más peligroso si además se trata de una mujer, por el riesgo de contraer la enfermedad estando embarazada).

¿Cuáles son los síntomas de la varicela?

La enfermedad empieza con un periodo de incubación que va desde los 10 a los 21 días, siendo la media de 14 días. Durante estos días el niño puede mostrar malestar y un poco de fiebre (signos que no dan pistas de nada concreto). Pasada la etapa de incubación aparece la erupción, con numerosas lesiones (entre 250 y 500) de pequeño tamaño.

Las lesiones aparecen en la cara y el tronco, siendo planas de inicio. Luego aparecen en más zonas del cuerpo (típicas también en mucosa oral y genital) y dejan de ser planas para convertirse en las mencionadas vesículas o ampollas. Estas ampollas se secan pasados unos días, dejando una costra.

La erupción pica mucho y normalmente hay que tratar de aliviar el picor tanto por confort como por evitar posibles infecciones en la piel. Una vez ya aparece la erupción puede darse fiebre, malestar, dolor de cabeza y pérdida del apetito.

¿Es muy contagiosa?

La varicela es muy contagiosa, hay padres que a veces no pueden explicar ni cómo se ha contagiado su hijo, por no recordar ningún contacto con niños o adultos con varicela, por ejemplo. Se transmite por el aire gracias a las microgotas respiratorias que expulsamos al hablar, toser o estornudar. Además, se contagia por el contacto con las lesiones de la piel.

¿Cuándo empieza a ser contagiosa y cuándo deja de serlo?

Un niño empieza a ser potencial “contagiador“ de varicela cuando faltan uno o dos días para que aparezcan las lesiones cutáneas (difícil saberlo, claro) y deja de contagiar cuando todas las lesiones están en forma de costra, es decir, cuando no queda ninguna en forma de ampolla con líquido.

¿Cuáles son las posibles complicaciones de la varicela?

Las complicaciones más frecuentes son las sobreinfecciones bacterianas de las lesiones, que pueden afectar tanto de manera externa como de manera interna, a músculos y a pulmones. El mismo virus puede además provocar enfermedades como neumonía varicelosa, encefalitis (infección grave del sistema nervioso central) o infartos cerebrales.

Otra posible complicación, que suele darse con los años, es la reactivación del virus que puede ocasionar un herpes zóster. Es más frecuente en adultos, pero también puede sucederle a niños y adultos.

Varicela

¿Puedo bañar al niño si tiene varicela?

No puedes, debes. Un baño diario con un gel suave, ya que además de refrescar la piel se reduce el riesgo de infección bacteriana de las lesiones.

¿Qué hago si le pica mucho?

Se recomienda utilizar loción de calamina con las lesiones. Si con ello no logramos aliviar el picor se recomienda dar un jarabe antihistamínico.

¿Y si tiene fiebre?

Si el niño tiene fiebre y necesita algún antitérmico el más idóneo es el Paracetamol. La aspirina está contraindicada y el ibuprofeno se suele desaconsejar porque hay algunos estudios que lo asocian a la aparición de otras complicaciones (aunque estudios más recientes parecen demostrar que no hay peligro).

¿Se pueden usar antivirales o antibióticos?

Sí, se pueden usar, pero solo suelen indicarse en caso de niños pequeños y quizás en adolescentes. Su eficacia no queda del todo clara a la hora de disminuir los síntomas, por eso hay que valorar bien el uso de dichos medicamentos.
Los antibióticos no tienen sentido (pues la varicela es un virus y no una bacteria) a menos que exista una infección de las lesiones.

¿Se recomienda vacunar a los niños de la varicela?

Sí, se recomienda, para evitar que los niños contraigan la enfermedad. La pauta actual consta de dos vacunas administradas entre los 12 y los 15 meses la primera, siendo la segunda recomendable a los dos meses. En mi zona se administra a los 12 y 18 meses, aunque hay padres que prefieren inmunizar totalmente cuanto antes y la ponen a los 12 y 14 meses.

Como ya he dicho, si al llegar a los 12 años un niño no ha pasado la varicela el estado cubre la vacunación con ambas dosis.

Foto | PhylB, nojhan en Flickr
En Bebés y más | Bienvenidos a la fiesta de la varicela, La vacuna de la varicela disminuye el riesgo de coger la enfermedad en los bebés que no se pueden vacunar

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios