Sigue a Bebesymas

Exceso de vitamina A (hipervitaminosis A) en bebés y niños pequeños

Aunque lo que generalmente suele preocupar en la mayoría de los casos es la presencia de un posible déficit de vitamina A (ó de cualquier otra), a veces puede darse la situación opuesta, que un niño sufra un cuadro de hipervitaminosis, ó intoxicación por vitamina A.

Esto que parece complicado de ver en realidad no es tan raro, ya que las vitaminas son de los fármacos más consumidos, especialmente por el hecho de que existen muchos preparados que se pueden comprar libremente y que a veces se da un exceso de celo o preocupación en padres inquietos por la dieta de su hijo, que dan por sentado es insuficiente incluso sin consultar antes con un profesional médico.

En los niños pequeños, de dos a cuatro años, es frecuente que exista mayor dificultad para realizar una dieta variada, ya que a esta edad pueden volverse muy selectivos y comer aparentemente menos. Sin embargo en los países desarrollados es muy difícil que existan déficits nutricionales, algo que no siempre es asumido, por lo que se recurre a los citados preparados vitamínicos sin consultar antes.

La hipervitaminosis A es un exceso de esta vitamina dentro del organismo del niño, generalmente por exceso de ingesta, y que puede producir un cuadro llamativo que en sus grados extremos puede ser hasta severo.

Por qué se produce la hipervitaminosis

La hipervitaminosis A se produce por un exceso de ingesta de vitamina A. Esta es una sustancia natural que se produce en determinadas plantas, en forma de los denominados carotenos. No se sintetiza en animales, por lo que su origen siempre es vegetal, aunque se puede ingerir a través de cereales, verduras, carnes y lácteos.

Es una vitamina liposoluble (es decir, se disuelve en la grasa), y este es el motivo de que esta vitamina pueda acumularse fácilmente en el organismo en caso de un exceso de ingesta.

Generalmente el exceso de ingesta viene condicionado por el uso de suplementos vitamínicos, ricos en esta o incluso en otras vitaminas.

Síntomas de una hipervitaminosis A

Uno de los mayores problema de un exceso de vitamina A en los bebés y niños pequeños es que puede ser muy difícil de diagnosticar.

Esto se debe no sólo a que es un cuadro poco frecuente y que la ingesta de estos suplementos no siempre se relata por parte de los padres, sino al hecho de que los síntomas son tan variados como inespecíficos, de forma que puede ser muy complicado hacer un correcto diagnóstico si no se relata el consumo de los preparados.

Algunos de los síntomas posibles son los dolores de cabeza, sequedad de piel, picores, vómitos, cambios en el carácter o incluso cuadros neurológicos que pueden hacerse muy severos.

Tratamiento de una hipervitaminosis A

Es fundamental que ante la aparición de cualquier síntoma que llame la atención siempre se consulte al pediatra, pero siempre relatando cualquier antecedente o fármaco que pueda estar tomando el niño.

Normalmente el tratamiento suele ser sencillo y reside en que dejen de ingerir la vitamina de forma controlada, aunque los casos más serios puede que haya que hacer tratamientos específicos.

El mayor problema reside en que cuando los síntomas son leves o moderados se suelen buscar otras patologías que encajen más con ellos, de ahí la importancia de relatar siempre los fármacos que está tomando el niño, aunque estos sean unas “simples” vitaminas.

Foto | Leandro Martinez Flicker licencia CC
En Bebés y Más | Medicamentos sin receta y niños: consejos, Especial Alimentación para bebés y niños, Déficit de vitamina A en bebés y niños

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario