Compartir
Publicidad

Déficit de vitamina A en bebés y niños

Déficit de vitamina A en bebés y niños
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Un tema recurrente y que siempre es actual son los posibles déficits nutricionales en los niños. Aunque es cierto que en los países desarrollados es muy difícil que se produzcan, también es verdad que es necesario que el niño reciba una dieta variada para cumplir esta premisa.

El problema está en que a veces es difícil hacer una dieta variada en un niño, sobre todo los más pequeños, que pueden rechazar muchos de los alimentos que se le ofrecen. Esto es una etapa transitoria pero que a veces se puede convertir en un serio problema si no se tiene el tiempo y la paciencia suficiente para lograr salvar ese rechazo del niño a determinados alimentos.

La mejor forma de disminuir este riesgo consiste en consultar siempre la alimentación del niño con el pediatra y "jugar" con la elaboración de los platos, de forma que el profesional pueda certificar la suficiente variedad y calidad nutricional de los alimentos y el niño asocie comer con algo divertido.

Aún así es muy frecuente que muchos padres alberguen dudas sobre posibles déficits en este rango de edad, siendo uno de los más consultados el de posible déficit de vitaminas.

El déficit de vitamina A es una carencia de esta vitamina, un cuadro poco frecuente en medios desarrollados, y que está originada generalmente por una dieta pobre en los alimentos que la contienen, los cuales afortunadamente son muchos, por lo que es complicado que se produzca.

Por qué se produce el déficit de vitamina A

La vitamina A es una sustancia natural que se produce en determinadas plantas, en forma de los denominados carotenos. No se sintetiza en animales, por lo que su origen siempre es vegetal, aunque se puede ingerir a través de cereales, verduras, carnes y lácteos.

Su déficit puede originarse por una ingesta escasa de estos nutrientes o bien porque el niño realice una dieta con unas proporciones inadecuadas de grasas o proteínas.

Esto es así porque al ser una vitamina liposoluble (es deicr, se disuelve en la grasa), necesita unas determinadas condiciones para poder absorberse correctamente. Con una dieta normal y variada se consigue una óptima absorción.

Síntomas del déficit de vitamina A

El déficit de vitamina A déficit puede producir alteraciones en diferentes capas del ojo, de forma que puede producir alteraciones de la visión o incluso ceguera, en los casos más graves.

En estos casos es posible que se afecte el crecimiento del niño, ya que esta vitamina se relaciona con los procesos de regeneración de las células.

Tratamiento del déficit de vitamina A

Aparentemente es relativamente sencillo ya que hay preparados específicos, pero a la hora de la verdad es más complicado, ya que las dosis elevadas de vitamina A pueden ser muy tóxicas.

Por ese motivo el pediatra establece una pauta de tratamiento que se adecúa de forma individual y en función de varios factores, como su estado y el déficit. Por eso es tan importante seguir las indicaciones del profesional.

Lo que nunca se debe hacer es dar al niño vitaminas ni fármacos de ningún tipo, sin consultar antes con el pediatra. Dado que muchas vitaminas están disponibles en forma de preparados que se administran sin receta, se debe evitar especialmente en caer en la tentación de adquirirlos y darlos al niño sin consultar antes.

Foto | Julia Manzerova, Flicker licencia CC

En Bebés y Más | Vitaminas esenciales para el recién nacido, Vitamina A para reducir el riesgo de paladar hendido

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos