Síguenos

recien-nacido

Aunque causa gran preocupación en los padres es relativamente frecuente y normal que algunas niñas recién nacidas presenten una especie de pequeña regla durante los primeros días de vida.

Cualquiera se asusta si ve sangre en el pañal de su bebé, por eso conviene saber que las niñas pueden tener un leve sangrado vaginal que durará uno o dos días. Es un fenómeno normal, sin significado patológico.

Se lo conoce con el término de “mínima pubertad precoz de Jaquet” y se debe a la transferencia de los estrógenos de la madre a la recién nacida.

Los elevados niveles de estrógenos (hormonas sexuales femeninas) causan un ensanchamiento del útero del bebé provocando una leve pérdida de sangre.

Por la misma causa, los altos niveles de estrógenos también puede producirse una hinchazón de las mamas y de los pezones, incluso puede llegar a salir leche, una pequeña secreción llamada antiguamente “leche de brujas”.

Médicamente se lo conoce con el término de ingurgitación mamaria. Si ocurriera está totalmente contraindicado exprimir las mamas del bebé. Es algo transitorio hasta que sus hormonas recuperen los niveles normales.

Aunque es bueno saber que son fenómenos normales, ambas situaciones preocupan mucho a los padres y es aconsejable que lo consultéis siempre con el pediatra para descartar otro tipo de problemas.

Vía | Manual de puericultura de la Asociación Española de Pediatría
Foto | © PhotoXpress.com, reproducida con autorización
En Bebés y más | Dudas frecuentes en la primera semana de vida del recién nacido

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario