Sigue a Bebesymas

Apgar

Todos los papás conocen que las primeras deposiciones del recién nacido son muy características, conocidas como “meconio”. El meconio es una sustancia viscosa y espesa de color oscuro, negro verdoso, que se forma en el tubo digestivo del bebé durante el embarazo. Es el término médico para referirse a las primeras heces del recién nacido, que habitualmente se van expulsando en varias deposiciones durante las primeras 48 horas de vida del bebé.

El meconio está compuesto por células muertas y secreciones del estómago e hígado que reviste el intestino del recién nacido y se va formando en el periodo fetal: líquido amniótico, moco, lanugo (vello fino que cubre el cuerpo del bebé), bilis y células que se han desprendido de la piel y del tubo digestivo.

Durante el embarazo, el bebé en el útero de la madre va tragando líquido amniótico que contiene todos los otros componentes mencionados anteriormente. Para mantener el líquido amniótico transparente, limpio y sano, todos los contenidos distintos a este líquido en sí son filtrados y permanecen en el intestino, formando el meconio.

Mientras, el líquido amniótico es absorbido y liberado en el espacio uterino cuando el feto orina. Este proceso de reciclaje del líquido amniótico ocurre más o menos cada tres horas.

En algunos casos, el bebé expulsa el meconio estando aún dentro del útero, lo cual sucede generalmente cuando se acerca la fecha del parto y éste está bajo estrés. Una vez que el meconio pasa al líquido amniótico, es posible que el bebé lo aspire hacia sus pulmones, lo cual puede causar una inflamación en los pulmones del bebé. Una señal puede ser que se observen restos de meconio en el líquido amniótico al dar a luz.

Resulta curioso el origen del término “meconio”, que deriva de la palabra griega “mekoni”, con el significado de ‘jugo adormecedor u opio’. Desde que Aristóteles observara una relación entre la tinción por meconio del líquido amniótico y un estado de sueño fetal o la depresión neonatal, los obstetras se han interesado por el bienestar del feto cuando se presenta meconio en el líquido amniótico.

Después de haber expulsado los primeros meconios, las deposiciones del bebé recién nacido serán las denominadas “heces de transición”, a partir del tercer o cuarto día de vida del bebé y aproximadamente hasta la primera semana. La característica principal es el olor un olor bastante fuerte y su aspecto es líquido y verdoso.

Una vez completamente eliminados los restos de meconio del intestino del recién nacido, cuando el bebé es alimentado con leche materna las deposiciones presentan un color amarillo dorado, y la textura de éstas es grumosa y blanda. Las heces de leche artificial son características por un color amarillo-marrón claro, son más consistentes y con grumos blanquecinos.

Más información | MedlinePlus
Foto | Flickr (VirtualErn)
En Bebés y más | El meconio ayuda a detectar el consumo de drogas durante el embarazo, Las cacas del bebé

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario