Sigue a Bebesymas

dormitorioretro.jpg

Poco a poco veis cómo vamos completando una habitación perfecta para vuestros pequeños. Si en otras ocasiones hemos hablado de objetos y muebles imprescindibles, hoy quiero que me acompañéis en un repaso sobre cómo deben estar decoradas las paredes de la habitación. Lo primero que debéis tener en cuenta (y no me canso de recordarlo) es que todos los materiales empleados en la habitación de los niños deben ser hipoalergénicos y lavables, lo que incluye a las cortinas y paredes.

Elige un tono claro para la pared para que el bebé se sienta cómodo y seguro dentro de su dormitorio y luego combina los muebles con las paredes. Es más, si tienes que comerte la cabeza para elegir el mejor color para el cuarto, piensa más cuidadosamente cómo van a ser los muebles ya que es el elemento más difícil de cambiar y más caro.

Una vez hayas elegido el tono, decántate por una pintura que sea lavable para que, si a tu pequeño Picasso se le ocurre “redecorar su vida”, no influya mucho en tu plan decorativo. Por lo tanto, elige siempre que puedas pintura mejor que papel o tela porque no vale la pena tanto esfuerzo.

Te recomendamos que eches mano de los vinilos decorativos, ya que hay muchas opciones que quedan muy bonitas para los cuartos de los peques como los que comercializa la firma española Xuxulanstrum basados en los cuentos infantiles o Chispum.

Pintar una de las paredes con pintura de pizarra es una solución muy divertida.

Las últimas tendencias son a pintar directamente una de las paredes con pintura de pizarra, con lo que además de decorar estarás estimulando su creatividad, ya que les permitirá hacer pinturas de tamaño natural. Y si no te atreves a tamaña osadía o piensas que si le pintas una pared en negro, tu hijo puede acabar siendo la reencarnación de Marilyn Manson, siempre tienes un camino intermedio que son los vinilos-pizarra de Wall Candy Arts.

Recuerda que si vas a pintar la habitación, debes pensar que los niños tienen que pasar una semana fuera de casa, durmiendo bien con familiares o de vacaciones para que no inhalen los gases de la pintura, altamente tóxicos. Otra opción es pintar antes de que el niño nazca, pero si estás embarazada tampoco es recomendable que te quedes en la misma casa en la que se pinta.

Las cortinas cumplen una doble función decorativa y de filtrar la luz natural que entra por la ventana. Te recomendamos que pienses que las vas a tener que cambiar varias veces antes de que tu niño se haga mayor, así que no te cortes a la hora de elegir primero animalitos, luego corazones o robots para acabar sustituyéndolas por unas persianas de madera tipo venecianas. La máxima a la hora de elegir cortinas es que no acumulen polvo y que sean fácilmente lavables.

Por último, no quería terminar sin hablaros de las estanterías, otro de los elementos que va en la pared y al que no siempre se le presta suficiente atención. Recuerda que, para que tu hijo crezca seguro, las estanterías deben estar colocadas en alto, donde no llegue. Además tienen que tener los bordes redondeados y deben estar reforzadas para que no se caigan inesperadamente (basado en hechos reales).

En Decoesfera | Dormitorio infantil: las paredes, revestimientos

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario