Sigue a Bebesymas

Proyecto Te escucho

A pesar de que los derechos de mujeres y niños están ampliamente establecidos y ratificados por la comunidad internacional, encontramos muchas carencias en el mundo. Algunas de ellas se producen en los hospitales, y en el momento del nacimiento. El proyecto “Te escucho” surge con el propósito de que las maternidades sean respetuosas con los derechos de mujeres y bebés.

El nombre del proyecto, que se lleva a cabo en Argentina, deriva del Artículo 12 de la Convención Internacional de los Derechos del Niño, que hace referencia al derecho que tiene todo niño o niña a ser escuchado y ser tomado en consideración seriamente.

Parten de la idea de que muchos de los problemas que derivan de la atención en los servicios de salud, particularmente en las maternidades, derivan de problemas en el reconocimiento de las personas (recién nacidos, mujeres) como sujetos de derechos.

La vulneración de los derechos se expresan en muchos sentidos, aunque también hemos de reconocer la labor de muchos profesionales y hospitales por cambiar esto, como los que se suman a la iniciativa “Hospitales amigos de los niños”.

Pero aún hay deficiencias en los los comportamientos del equipo de salud, en el diseño de las instalaciones, en los modelos de relación entre profesionales de la salud y pacientes, en la carencia de espacios de participación, en el uso de prácticas médicas no recomendadas o que no cuentan con el consentimiento de los pacientes (incluidos los recién nacidos)…

El proyecto se enmarca en la Iniciativa “Maternidades Seguras y Centradas en la Familia” propuesto por UNICEF – Argentina, con el apoyo del Ministerio de Salud de la Nación y los Ministerios de Salud Provinciales. En él participan más de 100 maternidades del país.

Su propósito fundamental es integrar la perspectiva de derechos y género en las prácticas del equipo de salud de las maternidades y colaborar con la implementación de la estrategia de Maternidades Seguras y Centradas en las Familias, a través de prácticas en salud más respetuosas de los derechos de mujeres, niños, niñas y adolescentes.

Siempre es positivo que se incentive la formación y la reflexión crítica de los profesionales implicados en los partos, y lograr que no se discrimine a la mujer o que se tengan en cuenta sus derechos (como los del bebé) es fundamental.

Esperemos que los objetivos específicos del proyecto “Te escucho” por una maternidad respetada, entre los que se encuentran capacitar a los equipos de salud de los hospitales que intervienen, estén dando sus frutos en el tiempo que lleva funcionando. Y es que los mayores beneficiarios son las madres y bebés que se encuentran en un momento crucial, único, irrepetible.

Más información | Pediatría Social
En bebés y más | “Sin prisas, doctor: mi vérnix no es suciedad”, Paris con respeto: vídeo sobre lo que no debe pasar en los partos, Los derechos de los niños no desaparecen al entrar en el hospital

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario