Sigue a

Fase parto dilatacion activa

Hace unos días vimos que la primera fase del parto es la dilatación precoz o latente, la cual da paso a la fase de dilatación activa. Aquí el cuello del útero pasará de 3 a 10 centímetros de dilatación para abrir el canal del parto y permitir la salida del bebé.

En esta fase, las contracciones ya son rítmicas, fuertes y más seguidas, aunque en cada mujer su intensidad y ritmo variarán, dando como resultado dilataciones de muy distinta duración. Se puede dilatar un centímetro por hora, pero también se puede avanzar más rápidamente, especialmente si ya se ha parido con anterioridad.

Se dilatará hasta llegar aproximadamente a los 10 centímetros, que será cuando el bebé ya podrá asomar la cabecita y salir en la fase siguiente, el expulsivo. En este momento conviene poner en práctica todas las técnicas para aliviar el dolor, como la respiración y otras técnicas no farmacológicas, o de decidir si queremos la epidural.

También es importante la actitud mental y de relajación, ya que pude ayudar a superar una dilatación angustiosa y hacerla más llevadera. Nuestros acompañantes en el parto tienen un papel fundamental en este sentido, incluído el personal hospitalario que nos acompañe si es el caso.

El dolor que acompaña a esta fase es debido a que los esfuerzos del útero son muy concentrados y cuando el útero se contrae fuertemente tiende a expulsar toda la sangre que hay en sus fibras musculares, que son exprimidas. La ausencia de sangre produce falta de oxígeno en el músculo y eso es lo que determina el dolor.

Cuando la contracción termina el músculo se expande, se relaja y vuelve a recibir el riego sanguíneo, oxigenándose de nuevo, siendo cuando cesa momentáneamente el dolor.

En este periodo de borramiento y dilatación se pueden diferenciar 2 etapas: la dilatación acelerada hasta los 5-6 centímetros y la dilatación avanzada hasta los 10 centímetros. Veamos cada una de estas etapas.

  • Dilatación hasta los 5-6 cms.

Estamos en un periodo de aceleración es en el que las contracciones empiezan a hacerse más dolorosas. Pasamos de los centímetros iniciales conseguidos en la fase de dilatación latente al verdadero trabajo del parto. Durante las contracciones el dolor es considerable, y puede que la madre no pueda hablar mientras las sufre o necesite apretar algo con sus manos. A muchasmujeres les ayuda concentrarse en los trabajos de respiración. Cada madre sobrellevará estos momentos de modo distinto, y la percepción del dolor además tampoco será la misma ni localizada en los mismos lugares (puede ser más intenso en el abdomen, en los riñones, extenderse por las piernas…).

Entre contracción y contracción, por lo general el dolor desaparece y la madre puede aprovechar para seguir con sus técnicas de alivio del dolor y relajándose, porque conviene tomar fuerzas de cara a la etapa siguiente en la que no tendremos descanso.

Es en estos momentos cuando se suele administrar la epidural en el caso de que la madre lo desee, ya que después de los 5 centímetros el proceso va a ir mucho más rápido.

  • Dilatación de 5-6 a 10 cms.

También recibe el nombre de dilatación activa avanzada o dilatación de transición, ya que nos lleva a la siguiente fase, la expulsión. Ésta es la etapa de velocidad máxima, cuando se dilata en poco tiempo a gran velocidad y aumenta la sensación de dolor debido al incremento de la intensidad de las contracciones. Es probable que la madre ya encuentre pocos momentos de ausencia de dolor, ya que las contracciones prácticamente surgen encadenadas unas a otras, aunque siempre se ha de intentar mantener la calma

En estos momentos el personal hospitalario suele considerar que la administración de la epidural ya no es conveniente. Pensemos que es habitual que los últimos 3 centímetros de dilatación se den en 15 o 20 minutos. Y es que el bebé está a punto de nacer.

La madre habitualmente siente una gran presión sobre la parte baja de la espalda y/o sobre el perineo, lo cual le provoca unas ganas intensas de empujar, y aunque aún no es el momento de hacerlo, sólo habrá que esperar muy poco tiempo más. Si empujamos cuando la cérvix aún no está totalmente dilatada podríamos provocar que se hinchara, lo cual podría alargar el parto.

En lugar de pensar en lo que nos queda, podemos mirar atrás y ver todo lo que ya hemos pasado, el gran camino que ya hemos recorrido. Sacar fuerzas de flaqueza y mantener el ánimo. En pocos minutos veremos por primera vez a nuestro bebé.

Más información | Abc del bebé, Ser padres
En Bebés y más | Parto: contracciones y rotura de bolsa, Parto: cuándo se produce, Guía del Plan de Parto (Dilatación)

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario