Sigue a

Hoy queríamos traer a nuestras páginas un divertido vídeo que no empieza con muy buen pie. Una niña llora desesperada en su cuna, de pie, no puede dormir. Entonces hace su aparición el padre, el verdadero protagonista de estas imágenes, que acabará “atrapado” en la cuna...

Es impresionante cómo la pequeña necesita a su papá para sentirse a gusto. En cuanto el papá entra en la cuna, se relaja, se arrima a él y a dormir. Y no es que se arrime a él de cualquier manera: literalmente se “pega”, como una lapa, para estar en contacto con él al máximo, y tal vez para que no se le “escape”.

Algo que el papá, una vez dormida la peque, sí intenta hacer. Pero ella en cuanto nota el movimiento vuelve a engancharse al papi, y éste tiene serias dificultades para poder salir sin despertar a la niña. ¿Lo conseguirá?

Aunque al principio el vídeo como digo impresiona al ver a la niña llorando sin consuelo, después es muy gracioso ver la cara del padre, resignado al final, cuando se da cuenta de que la niña sólo dormirá si es a su lado (o sobre él). Y se da cuenta de que no va a poder “escapar” de la cuna, a pesar de sus sigilosos intentos para “desprenderse” de su pequeña “lapa”...

Seguro que estos papás se plantean pasar a la niña a su cama y hacerse con un buen libro para acompañar a su pequeña hasta que se duerma y después salir tranquilamente sin barreras, o al menos eso les aconsejaría yo… ¡Seguro que el bebé tardaba menos en dormirse y, sobre todo, no lloraba de esa manera! Aparte de los malos tragos que se ahorrarían los papis.

Vía | Soy Plastic
En Bebés y más | Acostar al bebé en la cuna sin que se despierte

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

13 comentarios