Síguenos

Tatuajes de bebés

Hacerse un tatuaje permanente tiene sus riesgos, pero si lo que queremos inmortalizar en nuestra piel es un rostro, hay dificultades añadidas para que quede bien o simplemente… no dé miedo. Por eso no resulta difícil encontrar ejemplos de horribles tatuajes de bebés.

Caras deformadas, bebés-gore, ecografías de ultratumba… son algunas de las muestras de estos horribles tatuajes de los que más de uno se habrá arrepentido.

Como vemos en las imágenes (abajo tenemos más muestras de los “experimentos”), no sólo es cuestión de que el artista que haya hecho el tatuaje no haya sabido plasmar demasiado bien la expresión del niño (es cierto que dibujar un rostro entraña una dificultad considerable). Para darle realismo, para que tengan el aspecto de relieve, muchas veces las sombras hacen estragos.

Además, tenemos el hecho de que en algunos casos la fotografía escogida como modelo para hacer el tatuaje no es demasiado afortunada.

Más tatuajes de bebés

Horribles tatuajes de bebés

Un consejo si estáis pensando tatuaros el rostro del bebé y no queréis correr riesgos: existen tatuajes temporales que, hechos a un nivel más superficial de la piel, se borran en unos años y resulta más o menos fácil acelerar el proceso de borrado, por si acaso los resultados no son los esperados. Además, podremos ir actualizando el aspecto del niño cada lustro, por ejemplo.

¿Os imagináis cuando algunos de estos bebés crezcan y pregunten qué es el “engendro” que llevan sus padres en la piel? Seguro que los bebés y niños son preciosos, pero probablemente más de un padre y madre hayan intentado borrarse estos horribles tatuajes de bebés. Sus hijos lo agradecerán en el futuro… y el resto también.

Vía | Cuerpo y arte
En Bebés y más | Tatuajes

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios