Síguenos

tomar_leche.jpg

Cuando el bebé se alimenta de leche materna, los nutrientes que percibe dependen de la alimentación de la madre, y es por ello que se debe seguir un equilibrio en la dieta, tanto en calidad como en cantidad para poder satisfacer plenamente las necesidades del bebé. Según un estudio realizado por la Organización de las Naciones Unidas Para la Agricultura y la Alimentación, se requieren nada menos que 700 calorías extras para producir 850 mil. de leche al día.

De estas 700 calorías, 200 son de las reservas del tejido adiposo acumulado durante el embarazo, por lo que la dieta durante la lactancia debe ser de unas 2000 calorías (depende de cada mujer), completa y variada, introduciendo de manera adecuada todos los alimentos de la pirámide alimentaria.

En la alimentación durante la lactancia, se recomiendan cuatro o cinco comidas al día, sin olvidar un desayuno completo y un tentempié a media mañana.
Se deben aumentar en la dieta los productos lácteos, como la leche y el queso, que son ricos en calcio y fósforo. También alimentos que contengan proteínas, huevos, pescado y carne. Y no olvidemos las verduras y las frutas que constituyen una importante fuente de vitaminas y sales minerales, además de fibra.

El consumo de agua debe oscilar entre los 2 y 3 litros al día, ya que es un componente esencial de la leche. Pero no sustituyas el agua por infusiones, pues algunas de ellas, como la de menta o salvia pueden disminuir la producción de leche. En todo caso, si te gustan mucho las infusiones, consulta con el especialista, pues te recomendará las más adecuadas para tomar durante este periodo.

Recuerda que ciertos alimentos fuertes, o comidas muy condimentadas pueden variar el sabor de la leche materna, cuida tu alimentación y estarás cuidando la salud y el desarrollo de tu bebé.

Más información | Babysitio
En Bebés y más | Amamantar adecuadamente al bebé

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario