Síguenos

amamantar

Siempre sostengo que gracias a las cesáreas logran salvarse muchas vidas cada día, pero el problema surge cuando se abusa de ellas, situación que últimamente se da bastante y esperemos que con la nueva corriente de la atención del parto más humanizada comience a disminuir.

Michel Odent, es el autor entre otros títulos de los libros El Bebé es un mamífero y La cesárea, ¿problema o solución? Es un experto en el tema y un estudioso de las consecuencias de esta práctica tanto en la mujer, como en el bebé, como en cuanto a fenómeno social.

El ginecólogo ha estado en Jarrio, Asturias, donde ha advertido que la cesárea reduce el período de lactancia y que en ella está la explicación de por qué disminuye cada vez más en el mundo la lactancia materna.

El creciente número de partos por cesárea, especialmente en países como China e Iberoamérica, ha hecho descender notablemente los índices de madres que dan el pecho a sus bebés modificando una conducta alimentaria tradicional de los humanos.

Según ha comentado, cuando se produce un parto por cesárea o uno inducido por oxitocina se produce un menor estímulo hormonal en las glándulas mamarias productora de leche.

Así científicamente sea cierto que hay una disminución en la segregación de hormonas, la mujer que quiere hacerlo puede amamantar a su bebé así haya dado a luz por cesárea, por parto normal o haya sido estimulada con oxitocina como ha sido mi caso, que llevo 14 meses amamantando.

Es evidente que existe una tendencia muy preocupante. Que se realizan demasiadas cesárea y muchas innecesarias no es un tema nuevo aunque, seamos optimistas, hay esperanzas de que empiecen a reducirse y esto repercuta también en una mejora en la lactancia materna.

Vía | lne
Más información | Birthworks.org
En Bebés y más | ¿Hay abuso de partos por cesárea?
En Bebés y más | Un 20% de los partos son por cesárea en nuestro país
En Bebés y más | Las maternidades reconocen el abuso en la práctica de cesáreas

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario