Sigue a Bebesymas

Llave ojo bebe

Alguna vez me he preguntado si los bebés tienen una especie de ángel protector que les hace salir ilesos de los golpes y caídas más variopintas. Tantas veces decimos eso de “parecen de goma”... Pero este caso me parece excepcional, espeluznante por las imágenes pero con un final feliz… e increíble.

Nicholas Holderman es un niño de 20 meses estadounidense que, jugando en su casa, cayó encima de las llaves de sus padres clavándose una de ellas por el globo ocular. En la radiografía publicada en el Daily Telegraph se puede apreciar que la llave se introduce profundamente por el ojo.

Un helicóptero le trasladó al pequeño inmediatamente al hospital, donde inicialmente los médicos pensaron que habría perdido el ojo derecho. Cuando le quitaron la llave en quirófano, comprobaron que no había sufrido daños cerebrales.

Es más, lo que sosprendió al equipo médico es que a los 15 minutos de la intervención descubrieron que el niño no había perdido la vista del ojo afectado.

Así que no me extraña que hablen de milagro, médicos, padres y todo aquel que conozca esta sorprendente historia. Tras permanecer seis días en el hospital, Nicholas fue trasladado a su domicilio y ya está completamente recuperado. He visto imágenes del pequeño este mediodía en las noticias y no presenta ninguna secuela, tiene la apariencia absolutamente normal de un niño de su edad.

No quiero ni imaginar el susto que se llevaron los padres, si con un simple golpe llegamos a preocuparnos… Afortunadamente, estaba ahí ese ángel.

Vía | 20 minutos

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario