Sigue a

cajita para lápices de colores



La vuelta al cole de los niños ha hecho que en nuestra casa surjan lápices de debajo de las piedras. No me digáis que no os pasáis el día recogiendo lápices, tizas y rotuladores de colores por cada rincón de la casa.

El otro día encontré unos tarros viejos cuya tapa se estaba empezando a poner fea y decidí reciclarlos. Y como no está la cosa para ir comprando plumiers pues decidí darles un toque de color y crear estas cajitas para lápices de colores.

La idea es muy sencilla, un par de tarros de vidrio o de plástico que tengan tapa, un poco de aronfix de tiza, un poco de cinta washi (que no falte en ninguna manualidad) y un toque de imaginación.

Material necesario

  • Botes de cristal o plástico

  • Papel adhesivo de pizarra (también podemos utilizar pintura de pizarra*)

  • Tizas de colores

  • Cinta washi o hilos de colores para decorar


material

Cómo hacer los botes para lápices

  1. Empezamos por limpiar bien los botes con agua y jabón. Nos aseguramos de que estén bien secos.

  2. Cortamos un trozo de papel de pizarra (nos servirá como etiqueta para nombrar los botes). Los pegamos en el centro de los botes.

  3. papel pizarra
  4. Decoramos las tapas con cinta washi, si la cinta es más estrecha que la tapa, pondremos dos tiras una encima de la otra, nos aseguraremos de encajar los dibujos para que no se note la separación.

  5. washi tape
  6. Las llenamos de colores, lápices, tizas o cualquier otro material que vuestro hijo utilice para hacer sus manualidades del colegio y las ponemos en su habitación o cuarto de jugar.
letras

Como mi hijo todavía es muy pequeño para hacerlo bien, le dejé un trozo de pizarra y la enganché sobre la mesa donde yo estaba trabajando para que pudiera pintar y divertirse. Como no, dibujó pelotas y se inventaba que jugaba a lo que el llama “jugai a GOL” (es decir, jugar a fútbol). Luego le dejé un bote de cristal con su etiqueta de pizarra para que él mismo dibujara lo que quisera en los suyos, le pedí que pintara un dibujo simulando lápices de colores y el otro para guardar sus cochecitos pequeños de juguetes.
pintando

Lo bueno que tienen estas etiquetas es que les puedes cambiar el nombre cuando quieras, sólo tienes que borrar lo que has escrito con tiza, limpiar la pizarra con un trapito húmedo y volver a escribir con tiza.

  • Si quisieras, también podrías utilizar pintura de pizarra, a mí me parece más original y bonito pero como ya tenía el papel adhesivo en casa, tenía que aprovecharlo.
    Para pintar pizarra sobre cristarl, tienes que poner un poco de cinta de pintor en el bote formando un rectángulo. Pintáis con la ayuda de una brocha y le dais un par o tres de capas.



autofoto

En Bebés y Más | Manualidades para niños: cuadernos para personalizados, Pinta un mural otoñal con manzanas

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario