Sigue a

crossed-legs2.jpg

Se dice a menudo a las embarazadas, sobretodo la gente mayor, que en el embarazo no se deben cruzar las piernas, ni en posición de indio, ni cruzando una sobre la otra.

Los motivos que explican son variados y dignos de estudio, pero tan diferentes entre ellos que al final una ya no sabe si las puede cruzar o no.

Veamos algunos de estos consejos o advertencias:

• En el embarazo no se pueden cruzar las piernas porque al hacerlo presionas las piernas del feto y cuando nazca las tendrá torcidas.

Los bebés están flotando en un medio líquido y, excepto en la fase final del embarazo, les suele sobrar mucho espacio, por lo que es difícil “apretarlos”.

En el último trimestre, al ser más grandes, es más fácil molestarles con según qué posiciones y aún se podría pensar que hay probabilidad de compresión del bebé, pero normalmente el mismo tamaño de la barriga hace que a muchas mujeres les cueste cruzar las piernas y, aunque lo hicieran, la presión necesaria para doblar las piernas de un bebé (si es que se pueden doblar desde el exterior) debería ser muy superior a la ejercida por el cruce de piernas de la madre.

Por cierto, ¿alguien ha visto alguna vez a un bebé con las piernas torcidas?

• En el embarazo no se pueden cruzar las piernas porque sino tu hijo vendrá con vueltas de cordón en el cuello.

Muchos niños presentan durante el embarazo una vuelta de cordón (o más de una) en el cuello. La causa suele ser que el cordón umbilical es demasiado largo o que hay un exceso de líquido amniótico y por lo tanto de espacio libre que el feto se mueva.

No sé, quizá se piense que cruzando las piernas una provoca que se cruce el cordón también.

• En el embarazo no se pueden cruzar las piernas porque sino tu hijo nacerá orejón.

Increíble (pero cierto) que una frase así salga de la boca de una persona (entendiendo persona como un ser animado racional, varón o mujer).

Quizás en Dumbo la mamá elefanta salía cruzando las piernas estando preñada. No veo otra explicación.

• En el embarazo no se pueden cruzar las piernas porque le cortas la respiración al bebé.

Quizás a alguien se le ocurrió en algún momento que si una mujer embarazada cruzaba las piernas cerraba el único orificio por el que podía entrar aire al bebé para que respirara.

Como todos y todas sabéis los bebés no respiran dentro de la barriga ya que están flotando en líquido amniótico. Tampoco les entra aire por ningún sitio, pues están dentro de la bolsa amniótica, el cérvix está cerrado y el tapón mucoso hace de cierre de seguridad. Es decir, que lo peligroso realmente sería que entrara aire.

• En el embarazo no se pueden cruzar las piernas porque dificultas la circulación sanguínea de las mismas.

Por fin llegamos a una que sí es cierta (aunque casi nadie explica). No es que no se puedan cruzar, es que en según qué madres y en según qué momentos del embarazo no se recomienda.

A medida que el útero crece va apoyándose cada vez más en las ingles, por donde pasan arterias y venas que irrigan y recogen sangre en las piernas.

Si una mujer cruza las piernas o se sienta en la posición de indio, los vasos sanguíneos quedan presionados dificultando la circulación.

En mujeres que tengan problemas de retención de líquidos a nivel de extremidades inferiores se recomienda no cruzarlas (aunque normalmente la misma madre se da cuenta por los hormigueos que no está en la posición idónea).

Resumiendo: Sí se pueden cruzar las piernas durante el embarazo a no ser que una mujer esté teniendo problemas de circulación y el peso del útero sobre las ingles sea tal que comprima las arterias y venas.

Foto | Flickr (abusx)
En Bebés y más | Los 10 mitos más comunes del embarazo, Mitos sobre el embarazo que no son reales

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario