Síguenos

relaciones_embarazo.JPG

Durante el embarazo, el ginecólogo y la matrona son los que están preparados para resolverte las preguntas que te pueden inquietar en torno a tu embarazo. Pero hay molestias más íntimas, que a menudo no te atreves a plantear por vergüenza. Sobre todo las preguntas que están relacionadas con hacer el amor.

Se pueden mantener relaciones sexuales durante el embarazo siempre y cuando no haya alguna complicación específica que las desaconseje. Un problema de placenta, el sangrado vaginal, etc.

Las contracciones uterinas que causa el orgasmo son tan suaves que no pueden adelantar el parto, sólo en casos de embarazo múltiple, el ginecólogo aconseja evitar las relaciones en el último trimestre.

El coito es algo inofensivo para el bebé, hasta puede beneficiarle. Cuando hay relaciones sexuales el útero se eleva, así que el pene nunca llegará a tocarle, además el tapón mucoso cierra la entrada del útero impidiendo que entre el semen. Nuestro hijo está protegido por la pared muscular del útero y por la bolsa de líquido amniótico.

Tras mantener relaciones sexuales con nuestra pareja, existe una gratificante sensación psíquica de la madre, que es lo que percibe el feto y lo que crea en él una mayor confianza. En cuanto a la postura más aconsejable, es la que no produzca presión abdominal en la futura mamá.

La mujer embarazada suele tener más flujo o más picores en la vagina, sobretodo durante el último trimestre. En este caso lo importante es que las secreciones presenten un color blanquecino, pues en caso contrario es conveniente acudir al ginecólogo. Igualmente, si tienes picores, debe consultarse al médico, porque puede haber infección por hongos en el interior de la vagina.

En algunos casos, durante la gestación, la futura mamá experimenta sensación de pesadez en la vulva, llegando incluso a sufrir varices en esta zona, esto se debe a que la presión del útero en las venas, hace que la sangre se acumule en la zona, es por eso que los genitales pueden estar más oscuros o hinchados.

Teniendo en cuenta toda esta información, aprendemos que hacer el amor estando embarazada, es saludable tanto para los padres como para el bebé que está por venir.

Más información | Nacersano

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario