Cuarto mes de embarazo: embarazo mes a mes

Sigue a Bebesymas

embarazada

Una vez superado el primer trimestre de embarazo en el que se producen una gran cantidad de cambios en el cuerpo de la mujer viene una etapa igual de apasionante pero menos intensa en cuanto a molestias en el embarazo.

Afortunadamente, entrando en el cuarto mes de embarazo algunas de las molestias más típicas como náuseas y vómitos comienzan a disminuir y con suerte, a desaparecer.

El cuarto mes de embarazo comprende entre las semanas 15 a 18 de gestación y con ellas entramos en el segundo trimestre de embarazo. Se dice que es el que la mujer más disfruta pues sufre menos molestias y el tamaño de la tripa todavía no es demasiado acusado como para afectar las tareas cotidianas.

Cambios en el bebé en el cuarto mes de embarazo

semana 16

El aspecto del bebé en el útero materno es igual al de un bebé recién nacido pero pequeño. Cabe en la palma de una mano y pesa entre 100 y 200 gramos. En el cuarto mes de embarazo mide aproximadamente entre 10 cm y 15 cm desde la coronilla hasta la rabadilla. Su cuerpo empieza a crecer más proporcionado, la cabeza ya no representa el doble de su cuerpo como en las primeras semanas.

Los órganos sexuales externos ya pueden distinguirse con claridad por medio de una ecografía. Siempre que la posición del pequeño lo permita, si es un niño se harán visibles el pene y el escroto, mientras que si es niña podrá verse la vulva.

Los sentidos del bebé están en pleno desarrollo. Reacciona ante la luz, puede comenzar a oir los sonidos provenientes del exterior como voces, música o ruidos muy fuertes. Tu voz es uno de los primeros sonidos que reconoce por lo que puedes empezar a comunicarte con tu bebé hablándole suavemente y estimulándolo con música relajante. También comienza a distinguir diferentes sabores dentro del líquido amniótico que va tragando y reacciona ante estímulos táctiles.

Su esqueleto comienza a endurecerse y el bebé empieza a hacer movimientos amplios dentro de la tripa. Es posible que hacia finales del cuarto mes comiences a vivir la maravillosa experiencia de sentir al pequeño moviéndose dentro tuyo.

Cambios en la madre en el cuarto mes de embarazo

Como nos comentaba Mireia, el tercer mes es un período en el que las emociones son muy intensas pudiendo pasar del llanto a la risa en apenas segundos. En el cuarto mes las emociones parecen estabilizarse dando lugar a unas semanas más tranquilas. El miedo a perder el embarazo comienza a disiparse pues los órganos vitales del pequeño ya están formados disminuyendo notablemente las posibilidades de que se produzca un aborto espontáneo.

Por su parte, las primeras pataditas brindan mayor confianza a la mujer, haciéndole sentir que su bebé se mueve allí dentro. Las primerizas suelen comenzar a sentir los movimientos entre la semana 18 y 20, ya en el quinto mes, pero si has tenido más hijos es probable que los movimientos del bebé dentro del vientre comiencen a sentirse antes, entre las semanas 16 y 18 debido a que las paredes del útero y las paredes abdominales tienen menor tono muscular.

Al principio se siente como una especie de “aleteo” o “burbujeo” que pueden confundirse con gases, pero luego dan lugar a movimientos más notorios.

La tripa de la embarazada va tomando forma y volumen en el cuarto mes. La barriga es cada vez más notoria, especialmente al final del día. Seguramente, la ropa que usabas hasta ahora ya no te quepa y sea casi imposible disimular la incipiente curva que se forma en el bajo vientre.

Si en el primer trimestre casi no has aumentado de peso, es ahora cuando comenzarás a ganar algunos kilos. El promedio de diferencia de peso entre el comienzo del embarazo y al finalizar el cuarto mes es de aproximadamente 4 o 5 kg.

Pruebas médicas en el cuarto mes de embarazo

Alrededor del cuarto mes de embarazo y una vez realizada la ecografía de la semana 12 en la que se mide la traslucencia nucal, se realiza la prueba llamada Triple Screening. Consiste en un análisis de sangre en el que se analizan los valores de tres proteínas que al estar aumentados pueden alertar sobre posibles anomalías cromosómicas en el bebé.

amnio

Por su parte, también normalmente es partir de la semana 16 cuando se realiza la amniocentesis, hasta el momento la única prueba que detecta con fiabilidad la existencia de anomalías cromosómicas o metabólicas en el bebé como el Síndrome de Down, el Síndrome de Edwards o de Patau. Es una prueba invasiva que se realiza introduciendo una aguja en el tripa de la madre para extraer una muestra de líquido amniótico y analizar el ADN del bebé.

La amniocentesis se realiza (o se da la opción a realizarla) en embarazos de riesgo: cuando la madre es mayor de 35 años, cuando existen antecedentes de alteraciones genéticas o cuando el triple screening o la ecografía detectan alguna señal de riesgo.

En Bebés y más | Calendario de embarazo: de la semana 13 a la semana 16, Calendario de embarazo: de la semana 17 a la semana 20, ¿Cuándo comienzan a sentirse los movimientos del bebé en la tripa?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario