Sigue a

El Buho Boo

Hay muchas páginas dedicadas a los niños más pequeños, pensadas como recurso educativo y en la mayoría de los casos, relacionadas con productos comerciales. La que hoy os traigo es una de las más bonitas que he encontrado en mis paseos por internet, sencilla, luminosa, fácil, educativa y sin violencia. Realmente he encontrado “El Buho Boo” una página maravillosa para los más pequeños.

Sus autores son una pareja de diseñadores argentinos que quisieron hacerle un día un regalo a su hijito. El proyecto comenzó como un juego que le hicimos al niño, que ahora tiene 2 años, para que aprendiese los animalitos. Funcionó, y vieron que a él le encantaba jugar con ellos.

Comenzó como un juego privado pero, dado que consideraron que sería útil y divertido para otros niños, decidieron hacerlo público. Hace apenas un mes que pusieron el sitio online y según nos cuenta Victoria, la diseñadora, han recibido muchos mails de niños que están encantados con la página y eso les ha llenado de emoción.

Para los niños que sientan una atracción innegable por tocar los ordenadores visitar “El Buho Boo” puede ser una manera divertida de ayudarles a que aprendan los nombres y las voces de los animales y al mismo tiempo introducirlos en el uso responsable de la informática.

“El Buho Boo” tiene juegos muy simples, que pueden ser manejados por los más pequeños, donde sólo deben apretar una tecla para que algo ocurra en la pantalla, y otros en los que manejará el ratón y tendrá que moverlo para lograr algunas sorpresas encantadoras.

La página tuvo un experto como probador, el pequeño de la familia, que aprobó los juegos y hasta participó en su creación poniéndoles las voces a algunos personajes.

Yo le he enseñado a mi hijo la página de “El Buho Boo” y, aunque es un poco mayor para esto y juega a otras cosas, ha dicho que es una preciosidad. A mi desde luego me ha encantado y estoy segura que a vuestros pequeños también les va a divertir.

Sitio oficial | El Buho Boo

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios