Sigue a

ojos claros.jpg

Casi todos los bebés llegan al mundo con los ojos claros, de un tono azul grisáceo, independientemente del color que tengan los ojos de sus padres.

Se debe a que las células productoras de melanina, la sustancia responsable de dar color a la piel, el pelo y los ojos, aún no están maduras y fabrican poco pigmento.

A lo largo de los primeros seis meses, irán definiendo el color que tendrán de acuerdo a la genética. Incluso en algunos casos, durante el primer año la pigmentación del iris puede seguir incrementándose.

Según mi experiencia familiar, sin fundamento científico alguno, si el bebé tiene una aureola amarillenta o blanquecina alrededor de la pupila, significa que mantendrá los ojos claros. Por ahora, han dado en la tecla.

Más información | Univ de Michigan
En Bebés y más | ¿Cuál será su color de ojos?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios