Sigue a Bebesymas

bebé-navideño

Una de las cosas que más disfrutamos los padres en Navidad es ver la ilusión con la que nuestros hijos viven estas fechas mágicas.

Pero claro, un bebé de meses no tiene la misma noción de un niño de 4 años ni disfruta de la Navidad de la misma manera.

Es importante que el bebé participe de las fiestas pero sin agobios, no debemos olvidarnos que es un bebé pequeño que puede verse desbordado por tanta celebración. Por eso, no está demás tener en cuenta algunas recomendaciones para que la primera Navidad del bebé sea inolvidable, tanto para los padres como para el pequeño.

Enséñale los adornos del árbol, el belén, las luces, ponle villancicos, léele cuentos navideños. Aunque creas que no se entera de nada, los colores brillantes, los adornos llamativos y la música navideña estimulan sus sentidos.

La noche de Navidad es también una noche especial para el pequeño. Asegúrate que el bebé estará cómodo en el sitio donde planees celebrar la Navidad. Si es la casa de algún familiar, es preferible que tenga una habitación apartada del ruido donde poder descansar. Si es un lugar conocido para el bebé, mejor.

Tampoco olvides tener en cuenta cuestiones de seguridad como impedir que se acerque a escaleras, que pueda tocar artículos tóxicos y evitar cualquier otro tipo de accidente doméstico, bastante habituales en estas fechas.

Entre tanta gente, puede que se sienta inquieto al ver tantas caras nuevas, seguro que se pasa la noche de brazo en brazo y se convierta en el centro de atención. Nosotros lo vemos como una celebración, pero el niño lo único que tiene es una gran confusión. Si lo encuentras molesto, apártate del tumulto para tranquilizarle y respeta su horario de sueño habitual. No le pasará nada por dormirse más tarde, pero si lo ves irritable qué necesidad hay de incordiarlo.

Los bebés son especialmente sensibles al exceso de estímulos y se asustan muy fácilmente con sonidos estridentes, por lo que tal vez este año no es el adecuado si tienes pensado acudir a una fiesta. Piensa que tiene que ser una celebración que disfrute toda la familia, incluido el pequeño.

Si sales de viaje, ten en cuenta en todo momento a las exigencias de tu bebé, sigue nuestros consejos para viajar en coche con él y se flexible para adaptarte a sus necesidades.

Por último, te deseo que los consejos te sean útiles para disfrutar al máximo estas fechas con tu bebé. Yo tengo un grato recuerdo de las primeras navidades de mis hijas, especialmente de mi primera Navidad como madre. Es muy emocionante compartir una celebración tan espiritual con quien se ha convertido en tan poco tiempo en la persona más especial de nuestra vida.

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario