Sigue a

DisfrazGominolas

Se acerca Carnaval y os traemos ideas para disfrazar a los pequeños de la casa. En esta ocasión vamos a ver unos originales disfraces de Carnaval caseros, sencillos y realizados con globos. Una mora, un racimo de uvas, una bolsa de gominolas o un baño de espuma son nuestras propuestas.

Se trata de disfraces para niños a partir de los tres años, cuando se pueden mover y caminar sin dificultades y cuando la tentación de ir explotando los globos no es tan grande porque ya entienden que sin globos no hay disfraz. Para que al menos duren disfrazados unas horitas…

Disfraz de bolsa de gominolas

Éste es el disfraz más colorido, ya que empleamos globos de todas las tonalidades y tamaños, como si fueran gominolas. Necesitamos una bolsa muy grande de plástico transparente y globos de distintos colores. En la parte cerrada de la bolsa, en la base, cortamos dos huecos para las piernas, bastante ajustados para que no se escapen los globos por debajo.

En los laterales haremos los agujeros para los brazos. Entonces colocamos con cuidado a los peques en la bolsa, “calzándosela” por las piernas. Cuando hayamos sacado los brazos del niño ya podemos ir llenando la bolsa de globos hinchados desde la abertura superior. A continuación necesitamos una cinta ancha y colorida para “cerrar” la bolsa de gominolas a a la altura de los hombros.

Para no dejar toda la fuerza en el lazo, podemos graparlo a la bolsa de modo que quede más asegurado que aguanta el peso y no se desliza hacia abajo porque se vaya abriendo la bolsa por los hombros.

Como complemento, en una hoja de papel tamaño A3 podemos escribir la etiqueta para la bolsa de gominolas con la marca o el eslogan que más nos guste, “Gominolas tutifrutti”, “Gominolas arcoiris”, “Las gominolas más dulces”, “Gominolas para todos”, “Gominolas de 10 sabores”... Y las gominolas ya están listas para desfilar.

Disfraz uva

Disfraz de racimo de uva

Este disfraz lo he probado yo misma. Se trata de coger un cartón duro y recortarlo con forma redonda y un agujero en el centro para meterlo por la cabeza y que quede apoyado sobre los hombros. Sobre este soporte irá una tela hasta las rodillas, que puede ser negra, morada o verde, según el color que elijamos para los granos de uva.

Ahora sólo falta ir grapando o cosiendo los globos a la tela, que se irá estrechando desde el punto más ancho sobre los hombros (gracias al cartón) hasta las rodillas, para tomar la forma de racimo. Para lograr esa forma de racimo además hay un truco muy sencillo que consiste en hinchar más los globos superiores y conforme vamos bajando hacia las rodillas emplear globos menos hinchados.

Una versión más sencilla es la que muestran las fotografías, cuando no usamos una tela como base sino que los globos van cosidos a la misma ropa.

Cómo no, una hoja de parra hecha de fieltro o cartulina verde puede complementar a modo de gorro este disfraz. Una alternativa tan vez más sencilla de acoplar sea coger un gorro del niño y coserle o pegar pequeñas hojas de parra recortadas en cartulina.

MoraDisfraz

Disfraz de mora

El fruto de la mora es una versión achatada del disfraz de racimo. Los globos han de ser redondeados más que ovalados, del mismo tamaño, de color negro o rojo, y formar una esfera alrededor del cuerpo del niño. Como complemento, un gorrito verde o una cartulina en forma de hoja en la cabeza hará de la base de la mora.

Disfraz de baño de burbujas

Disfrazburbuja

Para este divertido disfraz necesitamos globos blancos que harán las veces de pompas de jabón. Cosemos los globos a la ropa vieja que lleven debajo (mejor si es de color carne o blanca, como los globos, para que no desentone).

Ahora sólo nos faltan unos sencillos complementos para acabar el disfraz. Un gorro de baño y una esponja bien grande y colorida, o gomina en el pelo para crear un efecto “mojado” convierten a los peques en verdaderos “bañistas de espuma”.

Si queremos algo más sofisticado (aunque también más incómodo para los peques y complicado de elaborar), se puede crear una “bañera” alrededor del niño, colocándole con unos tirantes una caja de cartón cuadrada o rectangular, sin base ni tapa.

Claro que esta caja la tenemos que modelar previamente para darle apariencia de bañera o bidet, pintándola o forrándola de blanco, haciéndole alguna curvatura en los bordes superiores, inventarnos algún grifo… Personalmente prefiero la versión sin bañera, por comodidad y sencillez para los más niños y niñas.

Esperamos que estos disfraces caseros para Carnaval hechos con globos os resulten interesantes y os den ideas para que los peques de la casa no se queden sin un traje divertido.

Fotos | Joe Shlabotnik y soundfromwayout de uvas en Flickr, Jennie Faber de mora en Flickr
En Bebés y más | Especial Carnaval

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario