Sigue a Bebesymas

candelier-gominolas

Cualquier niño soñaría con tener una lámpara de diseño hecha con ositos de goma, como los de Haribo. Lo cierto es que se ve bastante tentadora.

Los ositos han traspasado fronteras y se han convertido en motivo de inspiración para pintores, artistas y escultores, entre ellos, el diseñador neoyorkino Kevin Champeny quien creó esta colorida lámpara llamada Candelier para la empresa de mobiliario Jellio.

candelier-gominolas

Candelier se presenta en dos tamaños, una más pequeña de aproximadamente cuarenta y cinco centímetros de diámetro formada por nada menos que unos 3000 ositos y otra de tamaño más grande que ronda los setenta y cinco centímetros y que se ha fabricado con más de 5000 ositos.

Por muy tentadores que se vean, por supuesto los ositos que forman la lámpara no son comestibles (imaginaos cinco mil ositos a pleno sol). Cada osito está fabricado en un material acrílico, y ha sido fundido y ensamblado a mano.

Cuesta 6500 dólares, por lo que es un auténtico capricho que muy pocos se pueden permitir tener en casa.

Vía | Directo al Paladar
Más información | Kevin Champeny

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario