Sigue a Bebesymas

candeloo


En una casa con niños considero que la lámpara de noche para la habitación infantil es un elemento imprescindible desde que nacen.

Los primeros meses tendremos al bebé en nuestra habitación y necesitaremos una luz que nos facilite las tareas nocturnas como dar el pecho, cambiar pañales, etc., mientras que una vez que pasen a otra habitación ésta les dará mayor seguridad y les guiará cuando ya sean mayorcitos y se levanten por la noche a ir al baño.

Como véis, es un accesorio útil en todas las etapas del niño. Pero a la vez que útil, la lámpara debe ser decorativa. La mayoría de las lámparas de noche tienen motivos divertidos y están fabricadas con materiales translúcidos de colores que permiten el paso de la luz pero amortiguan su intensidad.

En Decoesfera nos proponen la colección Candeloo de Vessel (foto arriba), unas coloridas lámparas de luces LED que no necesitan cables (muy importante para la seguridad de los peques), son recargables y duran aproximadamente 8 horas. Además, tienen la ventaja de que pueden ser transportadas, ideal para las excursiones nocturnas al baño.

flor

En casa usamos la lámpara flor de Ikea que da una luz tenue y cálida (también hay un modelo estrella y uno sol). Le hemos puesto una bombilla de bajo consumo pues queda encendida toda la noche.

Si se elije usar una luz piloto de las que se enchufan a la pared, hay que verificar que la luminosidad que proporciona sea la que necesitamos y por supuesto, quitarla durante el día y proteger el enchufe.

Mucho niños tiene miedo a la oscuridad y les gusta dormir por la noche con una luz encendida, por eso tenemos que buscar la lámpara más adecuada para que se sienta seguro a la vez que combine con la decoración de la habitación infantil y cuide nuestro bolsillo.

Vía | Decoesfera
En Bebés y más | Lámparas de noche Lumilove, Luz de noche, Lámpara-fantasma para perder el miedo

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios